Plan de acción BEPS

Acción 1

Hacer frente a los desafíos fiscales que plantea la economía digital

La OCDE no hizo sugerencia alguna sobre nuevos impuestos o recomendaciones relacionadas exclusivamente con la economía digital, pero la puerta queda abierta para acciones unilaterales.

Resumen

La OCDE ha reconocido que, si bien es cierto que ciertas características de la economía digital hacen que se dispare el riesgo de BEPS, "[...] sería difícil, si no imposible, blindar la economía digital del resto de la economía a efectos de tributación". Por consiguiente, no sorprende que las recomendaciones relativas a la economía digital simplemente partan de temas y recomendaciones más generales de otros puntos de acción (que se abarcarán con más detalle en otras secciones de este resumen). Entre ellas están:

  • Modificación de la definición de Establecimiento Permanente (EP) y restricción de exenciones (véase la Acción 7)
  • Introducción de una nueva norma antifragmentación, y modificación de la definición de EP para hacer frente a situaciones artificiales (véase la Acción 7)
  • Actualización de las directrices de la OCDE de Precios de Transferencia (véanse las Acciones 8-10)
  • diseño de normas eficaces para Sociedades Extranjeras Controladas (CFC, por sus siglas en inglés) (véase la Acción 3)

La OCDE también comentó sobre la importancia de gravar el IVA de las transacciones transfronterizas y recomienda aplicar los principios de las directrices internacionales sobre IVA ya publicadas (principio de país de destino) y que los países se planteen la introducción de mecanismos de cobro, incluida la inversión impositiva.

Un aspecto preocupante es que, mientras la OCDE ha evitado recomendar un nexo económico o la retención de impuestos, ha mencionado que los países podrían introducirlos de forma unilateral en su legislación nacional, como medidas adicionales de salvaguarda contra BEPS, siempre que sigan respetando las obligaciones existentes relativas a los tratados, o en sus tratados fiscales bilaterales.

 

Fechas clave

Véanse los puntos de acción individuales para analizar detalladamente el calendario de implementación de las recomendaciones clave. Se espera que el desarrollo de instrumentos multilaterales quede concluido para finales de 2016. La OCDE ha comentado que revisará minuciosamente los nuevos datos fiscales de los informes desglosados país por país y las devoluciones de IVA para determinar si se requieren acciones multilaterales adicionales con respecto de la economía digital (aunque no parece probable que esto suceda antes de 2020).

 

¿Y ahora qué?

Asegurarse de que los sistemas se ajusten a las Acciones sobre BEPS y proporcionen suficiente visibilidad y transparencia en los datos fiscales y transaccionales.