Alcance global

International Business Report

El optimismo empresarial alcanza máximos históricos

El último International Business Report (IBR) de Grant Thornton pone de relieve que, si bien el optimismo de las empresas alcanza nuevos máximos trimestrales, se podría estar formando una tormenta por la escasez de trabajadores cualificados. Además del elevado optimismo de las empresas, el estudio detecta subidas en las expectativas de ingresos y rentabilidad. Sin embargo, los temores crecientes a no disponer de mano de obra cualificada podrían afectar a la confianza.

Los resultados muestran que el optimismo general de las empresas ha alcanzado su nivel trimestral más alto, +51%[1], en el segundo trimestre del año, lo cual supone cinco trimestres consecutivos de aumento del optimismo. Se percibe un clima de evidente y saludable confianza en Estados Unidos, donde el optimismo ha alcanzado niveles máximos históricos del 81%; en la UE, este nivel ha alcanzado la cifra más alta de los dos últimos años (50%); y en China, donde el optimismo permanece en el 48%, casi el máximo de los últimos tres años.

En esta misma línea se encuentran las expectativas globales de ingresos, que también igualan el máximo trimestral del 56%, y las expectativas de aumento de la rentabilidad (47%). Asimismo, el ligero repunte de los planes de exportación refleja también la solidez actual de los niveles de comercio global.  Sin embargo, en este trimestre también se ha producido un algo menos deseable. El porcentaje de empresas que identifica la falta de personal cualificado como limitación paras su negocio ha aumentado y son ya una de cada tres (35%) las empresas que sufren esta escasez, igualando el máximo trimestral registrado hasta la fecha.

 

Las estadísticas de empleo son buenas pero las empresas se muestran reticentes a subir los sueldos

Los datos del IBR concluyen que, a escala global, el 36% de las empresas espera contratar más personal durante los próximos 12 meses (otra cifra de récord). Sin embargo, en comparación con 2016, el temor a que la falta de trabajadores cualificados dificulte el crecimiento ha aumentado 2 puntos porcentuales (pp) en Asia-Pacífico, 2 pp en Norteamérica y 5 pp en la UE en lo que llevamos de 2017. 

A pesar de ello, y aunque las expectativas de rentabilidad estén en niveles nunca vistos, solo una de cada cinco (20%) empresas a escala global tiene previsto subir los salarios por encima de la inflación durante los próximos 12 meses (han bajado 1 pp en el primer trimestre de 2017). Una notable excepción es Alemania, donde los planes de aumento de los salarios por encima de la inflación han pasado del 35% al 43%; las empresas parecen haberse dado cuenta de que, con unos mercados laborales tan ajustados, es necesario subir los sueldos para no mantener el talento existente y poder contratar el personal cualificado que necesitan.

 

Las empresas deben invertir en personal y tecnología para responder a la falta de cualificaciones

La falta de cualificaciones es un problema a largo plazo cada vez mayor que las empresas deben afrontar. El mensaje para las empresas que se desprende de nuestro informe es que deben planificar y prepararse para destinar mayores recursos económicos a garantizar que disponen de los perfiles profesionales necesarios para seguir creciendo. El aumento de los sueldos es una medida a corto plazo por lo que, a largo plazo, las empresas deben establecer programas de formación para fomentar la especialización de su personal ya contratado e incluso cooperar más estrechamente con las instituciones educativas para garantizar que se enseñan las competencias adecuadas desde el primer momento.

También hay indicios de que las empresas son cada vez más conscientes del papel que pueden desempeñar los robots y la automatización a la hora de cubrir estas carencias. Nuestro estudio indica que la inversión en maquinaria e I+D ha aumentado en los últimos trimestres, lo que demuestra que muchas empresas están tomando medidas en este sentido; no obstante, estas son soluciones a largo plazo que tardarán en concretarse.