MOVILIDAD SOSTENIBLE

Grant Thornton colabora en el Libro Blanco de la Movilidad Inteligente como Servicio

Impulsado por ALD Automotive, Nissan y la Firma de servicios profesionales.

El sector apuesta por una transformación estratégica con el ciudadano y usuario en el centro.

La automoción pasa por un futuro descarbonizado que requiere un marco legislativo progresivo y ordenado.

La tecnología impactará en la conectividad, la seguridad y un futuro con cero accidentes.

Los expertos reclaman una colaboración público-privada para potenciar las políticas adecuadas de movilidad.

La evolución hacia una Movilidad Inteligente como Servicio requiere liderazgo y una visión estratégica de futuro por parte de todas las empresas implicadas en el sector. El éxito de este nuevo paradigma requiere, además, tiempo, ya que el modelo tiene que ir evolucionando hacia una mayor colaboración público-privada. Es una de las principales conclusiones del nuevo Libro Blanco sobre la Movilidad Inteligente como Servicio (MMIcS) presentado hoy por ALD Automotive y Nissan en Madrid, y que cuenta con la colaboración de Grant Thornton.

Las conclusiones de este documento se extraen de reuniones entre los principales agentes que trabajan en el sector de la movilidad, que durante el último año y medio han debatido y trasladado su visión. El objetivo del mismo es ayudar a generar conocimiento innovador que contribuya al liderazgo del sector automoción y transmitir ideas para que el ecosistema de la movilidad evolucione hacia un modelo eficiente, inteligente y sostenible, y que éste sirva de ejemplo y referencia.

El libro pone de relieve la profunda transformación que está impactando a todas las empresas que conforman la movilidad en España, guiada a partir de la innovación, nuevos modelos de negocio, digitalización y cambios en las tendencias de uso del automóvil. Según Pedro Malla, Director General de ALD Automotive, “este nuevo paradigma permitirá nuevas alianzas estratégicas entre empresas de sectores diferentes de la Movilidad y exigirá que sus profesionales sean flexibles y estén cada vez más especializados ante cambios y entornos inciertos”.

De hecho, en ese futuro de cambios, la persona y el usuario han pasado a ocupar el centro de importancia, y las empresas deben proporcionarle una mejor experiencia. Por ello, la Movilidad como Servicio (MaaS) exige que las compañías orienten sus estrategias hacia la fidelización del cliente y deberán estar atentas a este cambio de paradigma.

 

Una descarbonización progresiva

La movilidad como servicio será cada vez menos dependiente de los combustibles fósiles y contribuirá a un futuro sostenible. Sin embargo, la transición debe ser ordenada y los consumidores deben contar con la información adecuada que guíe sus decisiones de compra. En este sentido, los especialistas que han opinado en el Libro apuestan por una transición hacia energías limpias en la que participen todos los sectores. Según Christian Costaganna, Director Comercial de Nissan, “se necesita un marco legislativo claro y estable que apoye vehículos con energía limpias. La electrificación es el futuro de la automoción y necesitamos como país aprovechar esta oportunidad para generar riqueza en la sociedad. Desde Nissan apostamos claramente por un entorno electrificado”.

El análisis que ofrece el Libro Blanco de la Movilidad como Servicio también apuesta por un futuro marcado por la conectividad y tecnología. Los datos recolectados en un vehículo conectado en tiempo real suponen una oportunidad para que las empresas ofrezcan nuevas tecnologías que, además, deberán contar con la aceptación del usuario a la hora de ser cedidos.

De hecho, ese ecosistema conectado con más datos permitirá ir hacia entornos de movilidad más seguros, con un objetivo claro de cero accidentes. “Los datos y su gestión adecuada son clave en los vehículos conectados, que mejoran las forma de movernos en la ciudad. Será necesario, no obstante, que la seguridad vial mejore y vayamos hacia una transformación cultural en la movilidad que, además, evite ciberataques”, según ha explicado Mar García-Ramos, socia de Automoción y Movilidad de Grant Thornton.

 

Una colaboración público-privada

Por último, las empresas que han participado durante el último año y medio en los debates que han dado lugar al Libro, expresan claramente la necesidad de una adecuada participación público-privada para poder potenciar y desarrollar de manera idónea la nueva movilidad. El marco legislativo y las políticas públicas son fundamentales, por lo que ALD Automotive y Nissan han solicitado una necesaria hoja de ruta y estrategia positiva para poder llegar a una nueva movilidad que elimine cualquier tipo de incertidumbre sobre el futuro de la automoción.

En este sentido, el Libro Blanco de la Movilidad como Servicio (MMIcS) apuesta por comunicar e informar de forma positiva sobre el sector, por coordinar las legislaciones que existen entre Comunidades Autónomas y Municipios, y por potenciar políticas incentivadoras y bonificaciones fiscales en el futuro.

 

Decálogo de MMIcS

  1. ALTAVOZ A LA SOCIEDAD
  2. VANGUARDIA
  3. NETWORKING
  4. ECONOMÍA COLABORATIVA
  5. INNOVACIÓN
  6. ÚNICO Y DIFERENCIADOR
  7. EXCLUSIVO
  8. ANTICIPACIÓN
  9. ESTRUCTURACIÓN
  10. DIBUJAR EL FUTURO INMEDIATO

LA EMPRESA ES LA PROTAGONISTA

 

20191211-ndp-foto2.jpg