Nota de Prensa

La falta de experiencia laboral, principal dificultad de las empresas españolas a la hor.....

Pese a la situación del mercado laboral, un 23% de nuestras empresas reconoce alguna dificultad para reclutar trabajadores cualificados

Pese a lo que podría pensarse a la vista de las cifras record de paro en España, casi un cuarto de las empresas españolas (el 23%) tiene dificultades a la hora de encontrar profesionales idóneos para cubrir sus puestos cualificados. Esta es una de las conclusiones del International Business Report de Grant Thornton que ha estudiado los retos de contratación a los que se enfrentan las empresas en 44 de las principales economías del mundo.

Con todo, ese porcentaje es menor que la media de la zona euro, un 35% de cuyas empresas dice tener problemas a la hora de encontrar profesionales cualificados. Así, mientras que en España se tarda una media de 48 días en seleccionar un candidato para un puesto cualificado, la media en la eurozona se sitúa en los 74 días.

“A primera vista podría decirse que a mayor desempleo menor dificultad para encontrar trabajadores cualificados. Sin embargo intervienen muchos otros factores más estructurales como la adecuación entre formación y mercado laboral”, comenta Pablo González-Costea, director de recursos humanos de Grant Thornton en España.

Faltan experiencia, habilidades técnicas y titulación
La falta de experiencia laboral adecuada para el puesto al que aspiran los candidatos, señalada por un 68%, es la principal dificultad que afrontan las empresas españolas en sus procesos de selección. Se trata de un porcentaje mayor que en otros países europeos y que la media de la eurozona, con un 56% de empresas que señalan este como uno de sus principales problemas.

“En un país con el 50% de paro juvenil resulta evidente la necesidad de ofrecer opciones a los jóvenes para que adquieran la experiencia que exige el mercado laboral. Las becas para estudiantes, los contratos en prácticas y la formación dentro de las compañías son esenciales para atajar un lamentable círculo vicioso: como los jóvenes no trabajan, no adquieren experiencia y, como no tienen experiencia, no acceden a los trabajos”, opina González-Costea.

Le siguen en importancia las deficiencias en habilidades técnicas o específicas requeridas para un puesto concreto. Un 64% de nuestras empresas señala este factor como una dificultad importante a la hora de encontrar al candidato adecuado. La incidencia de este problema en España es similar a la de otros países europeos, aunque en uno de ellos, el Reino Unido, se trata del principal obstáculo para la contratación de personal cualificado ya que lo sufren un 72% de las empresas.

Un tercer factor señalado como negativo por las empresas españolas es la falta de la cualificación o titulación necesarias para el puesto ofertado. Esta dificultad, sin embargo, adquiere una menor importancia que en otros países europeos, como Alemania, donde supone el principal problema de las empresas.

Para González-Costea, “datos como estos demuestran que la mayor adecuación del sistema educativo a las necesidades del mercado laboral es todavía un reto por conseguir en España, pero que tampoco se ha logrado solucionar en otras economías europeas.”

Relativamente bien en habilidades laborales y motivación 
Comparativamente, las empresas españolas tienen menos problemas que sus homólogas europeas a la hora de encontrar candidatos con habilidades laborales comunes (comunicación, trabajo en equipo, organización, etc.), un factor considerado como problemático por el 49% de los encuestados en España frente a una media del 58% en la zona euro.

Por otro lado, la falta de motivación y la deficiente actitud de los candidatos suponen una dificultad a la hora de contratar para un 44% de nuestras compañías. En este sentido, y en opinión de las empresas, los españoles están algo más motivados que los alemanes o los italianos, pero menos que franceses y, sobre todo, que los ingleses.

No es cuestión de cantidad 
El número de candidatos no está entre los principales obstáculos para las empresas españolas, ni por escasez, ni por exceso (estos inconvenientes los citan únicamente el 38% y el 33%, respectivamente). Por el contrario, un caso extremo es el de Francia, donde un 70% de las empresas dice tener problemas por el bajo número de candidatos que se presentan a sus ofertas, lo que los convierte en el obstáculo más señalado en el país galo. Los empresarios alemanes tampoco parecen tener mucho donde elegir puesto que un 59% de las empresas se queja del bajo número de aspirantes.

Sin noticias de la fuga de talento 
La mayoría de las empresas españolas parecen no resentirse ante la denominada fuga de talento que se está produciendo a causa de la crisis. Sólo un 18% señala que la emigración de nuestros profesionales a otros países les dificulta la incorporación de trabajadores cualificados. Como era de esperar, la mayor parte de nuestras empresas tampoco ven un hándicap en las dificultades para contratar mano de obra extranjera algo que sí que es visto como problemático por un tercio de las empresas alemanas.

Se buscan trabajadores cualificados 
Según González-Costea, “los datos internacionales sobre dificultades para la contratación de trabajadores cualificados, pueden orientar a aquellos profesionales españoles que se estén planteando iniciar o continuar su carrera en el extranjero. Con todo, existen múltiples variables, desde el conocimiento del idioma local a las restricciones a la inmigración, que tienen un gran peso en la ecuación”.

Según estos datos, los países bálticos y Bélgica son las únicas economías pertenecientes a la UE, y acogidas por tanto a la libre circulación de trabajadores comunitarios, en las que más del 50% de las empresas tiene dificultades para cubrir sus vacantes cualificadas. Sin llegar a superar ese porcentaje, Alemania (44%) es la gran economía europea con mayores necesidades de trabajadores cualificados. Polonia (39%), Finlandia y Reino Unido (ambas con un 38% de empresas que consideran difícil encontrar trabajadores cualificados) se sitúan en los puestos medios de la tabla.

De las economías de habla hispana, sólo Argentina se sitúa entre las diez primeras con mayores necesidades de personal cualificado. Dos economías anglosajonas y tradicionales, Australia y Canadá se cuelan en los primeros puestos de un ranking encabezado por países emergentes como Malasia, Rusia, Brasil o Sudáfrica.