La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la actividad física como “cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos, con el consiguiente consumo de energía”. Según esta institución, la inactividad física es uno de los principales factores de riesgo de mortalidad por enfermedades no transmisibles.

imagex97d.png

Concretamente señala que “aquellas personas que realizan bajos niveles de actividad física tienen un riesgo de mortalidad entre un 20% y un 30% mayor al compararlas con aquellas personas que realizan un nivel suficiente de actividad física”. Sin embargo, según un informe realizado por la Unión Europea, el 60% y el 67% de los españoles no practica ningún tipo de actividad física moderada o vigorosa, respectivamente.

En este sentido, y conociendo la importancia y beneficios de la promoción de la actividad física en el ámbito laboral, España se Mueve, con la colaboración de Grant Thornton, Círculo de Empresarios, Gymapss y la Asociación Española de Directores de Recursos Humanos, ha encargado el “Informe sobre estrategias de promoción de actividad física en el entorno laboral” al Grupo de Investigación GENUD Toledo de la Universidad de Castilla-La Mancha, con el objetivo de analizar la situación en este ámbito en las compañías españolas. Se trata de un estudio pionero en esta materia, que trata de contribuir al desarrollo de un entorno laboral más saludable que redunde en una mejora del bienestar y de la productividad en las empresas españolas.

Las compañías se encuentran ante la oportunidad de potenciar la práctica de ejercicio. A través de este informe se revela la importancia que tiene la promoción de la actividad física por parte de las organizaciones hacia sus empleados, los cuales no solo obtienen beneficios físicos sino también mentales, lo que repercute directamente en el rendimiento de la fuerza laboral de las empresas.

tira-logos.png

Descarga el informe