El contexto actual de incertidumbre y la restricción de los mercados domésticos está empujando a las compañías a buscar nuevas alternativas para su crecimiento en el mercado exterior. Pese al importante parón registrado en las exportaciones, consecuencia directa de la pandemia, los empresarios se muestran todavía convencidos de las oportunidades que les ofrece la internacionalización.