Plan de acción BEPS

Acción 15

Desarrollo de un instrumento multilateral que modifique los convenios fiscales bilaterales

La Acción 15 modifica los convenios fiscales bilaterales existentes para establecer un instrumento multilateral que sea equivalente a la renegociación de miles de convenios fiscales. De este modo se potenciará la velocidad, eficiencia e innovación de los acuerdos  a los que se lleguen entre distintas jurisdicciones.

Resumen

La OCDE en este informe considera que tal instrumento es necesario, ya que lograría una rápida y consistente implementación de las medidas desarrolladas en el transcurso de BEPS, evitando la necesidad de renegociar individualmente los tratados bilaterales existentes, a la vez que respete la autonomía soberana de cada jurisdicción en asuntos fiscales. El objetivo es dinamizar la implantación de las medidas sobre BEPS relativas a los convenios fiscales, que no tienen precedente dentro del ámbito de la fiscalidad. Un acuerdo multilateral permitirá implantar las medidas acordadas durante un período razonablemente corto, a la vez que se conserva la naturaleza bilateral de los  convenios fiscales, para así garantizar que:

  • el instrumento multilateral sea muy preciso;
  • los convenios fiscales bilaterales puedan modificarse de forma sincronizada en lo que respecta a los temas relacionados con BEPS sin tener que recurrir a acciones individuales;
  • una respuesta concisa a los imperativos políticos tras el proyecto de BEPS que permita restringir los abusos de BEPS y les permita a los gobiernos lograr sus objetivos rápidamente en términos de política fiscal internacional, sin crear el riesgo de que se infrinjan los convenios bilaterales existentes.

La dificultad que plantea la Acción 15 es que no es obligatorio participar en el desarrollo del instrumento multilateral y la firma de dicho instrumento una vez se haya completado es totalmente voluntaria; por lo que aún queda por ver hasta qué punto podrá hacerse valer.

Fechas clave

El desarrollo del instrumento multilateral dio comienzo en mayo de 2015, con el objetivo de concluirlo y tenerlo preparado para su firma el 31 de diciembre de 2016. No obstante, como la participación nacional es voluntaria, las fechas clave relativas de este instrumento dependerán totalmente de las acciones futuras del gobierno Español, si procede.

¿Y ahora qué?

Seguiremos muy atentos a la evolución de este asunto y de todas las acciones clave del mismo, y estaremos encantados de comentarla con usted según se vaya conociendo.