Después del impacto económico del COVID-19, la mediana empresa española se ha visto obligada a reconfigurar modelos de trabajo, culturas corporativas y perspectivas en torno a la diversidad, la inclusión y, en definitiva, la igualdad.

Un escenario que ha favorecido el camino para lograr mayor presencia femenina en los puestos de dirección hasta el punto de que este año España obtiene el más alto nivel de mujeres en puestos de Alta Dirección de su historia. Una variable que crece paulatinamente, al mismo ritmo que lo hace en este sentido el compromiso empresarial.

grafico-ocupacion-de-mujeres-en-alta-direccion.png

El clima de recuperación que va dominando las perspectivas económicas está provocando una reactivación de las prioridades empresariales y sociales que se vieron desfiguradas a consecuencia de la pandemia. Una de ellas ha sido el fomento de la igualdad de género en la empresa. Un desafío que, tras dos años de estancamiento, vuelve a cobrar una notable importancia y a registrar un significativo avance. En 2022, el 36% de la Alta Dirección de las empresas en España está compuesto por mujeres. Aunque el margen de mejora sigue siendo holgado hasta conseguir una estricta igualdad, es resaltable, por un lado, la mejora de dos puntos en comparación al a 2021 y 2020, periodo en el que este índice no varió; y, por otro, el hecho de que España haya obtenido la mejor cifra de su historia. Un dato tan meritorio como esperanzador.

Descarga el nuevo informe

circulos-isabel-perea.png“Estas cifras son el reflejo de un despertar por parte de los líderes de lo importante que es tener un entorno diverso, y de un mayor esfuerzo por su parte para construir una cultura más inclusiva. Eso ha acelerado la creación de entornos seguros y más auténticos para todos los empleados en los últimos años".

Isabel Perea, Socia de Auditoría de Grant Thornton

Afrontar la escasez de talento

El aumento de la diversidad de género en la cúpula directiva conlleva beneficios para las empresas, sobre todo teniendo en cuenta la escasez mundial de talento. Con los modelos de negocio tradicionales desafiados en favor de estructuras más fluidas, y los reclutadores ampliando sus redes para extraer de una reserva de talento global, las empresas están teniendo que competir más duro para atraer a los mejores profesionales, que posean las habilidades correctas para liderar y tener éxito en el nuevo panorama empresarial.

El informe de Grant Thornton sobre el impulso del liderazgo femenino en la empresa de todo mundo revela que el 57% de las organizaciones del middle-market esperan que la escasez de talento sea una limitación importante para sus negocios en los próximos 12 meses. Un nivel récord de rotación de personal, que ya ha tomado el nombre “La Gran Dimisión” y que presiona todavía más en las políticas de atracción y retención de los mejores profesionales.

Con los empleados reevaluando su equilibrio entre la vida laboral y personal y reconsiderando la ruta de sus carreras tras la pandemia, las empresas tienen que ser más auténticas a la hora de crear entornos en los que su gente pueda encontrar un propósito. Un elemento central de esto es adaptar los modelos de trabajo a los empleados individuales, haciendo que sea más fácil y atractivo para ellos permanecer con sus empleadores a medida que sus prioridades de vida cambian.

Un enfoque específico en la apertura de oportunidades para que las mujeres pasen a puestos de responsabilidad a través de prácticas de trabajo más flexibles será una forma importante de abordar la escasez de talento. Nuestro informe 2022 Women in Business explora las formas en que las organizaciones pueden abrir la puerta a personas más diversas, y capacitarlas para alcanzar el éxito en el futuro.

Mirando al futuro

El talento femenino es un recurso esencial y vital para los buenos resultados de la empresa, además de ser fundamental para reducir la brecha de competencias. Las organizaciones con visión de futuro ya están colaborando con los empleados para remodelar las configuraciones de trabajo con el fin de permitir a todos los candidatos la oportunidad de alcanzar la igualdad en la empresa.

A medida que estos nuevos modelos de trabajo se arraiguen y una mayor flexibilidad en las prácticas de empleo se considere la norma, aumentarán las oportunidades de progresión ininterrumpida de la carrera profesional femenina. Según los resultados de la investigación que hemos llevado a cabo, en Grant Thornton somos optimistas en cuanto a que esto, junto con una acción continua y deliberada por parte de las empresas para involucrar a toda su gente en un lugar de trabajo inclusivo - virtual o no - dará como resultado el aumento continuo del liderazgo femenino.

Dado que las cifras globales de mujeres en puesto de alta responsabilidad se han mantenido constantes por encima del punto de inflexión del 30% -la proporción necesaria para provocar un impulso positivo significativo- durante los dos últimos años de inestabilidad, también esperamos ver una aceleración en el crecimiento de la representación femenina en los niveles de alta dirección.

"Las cifras que arroja nuestro informe sugieren que puede ser el punto de partida de un cambio de mayor calado, mucho más que el crecimiento lento que teníamos en una etapa anterior”, sugiere Aurora Sanz, socia directora de Laboral en Grant Thornton. "Es posible que esto sea el inicio de una nueva hornada de mujeres líderes que están comenzando a ocupar puestos de mayor responsabilidad. Será fascinante ver lo que ocurre dentro de 12 meses, tras un año que se espera esté lleno de retos corporativos y movimientos en todas nuestras empresas”.

imageo733a.png“Las empresas tienen sólidos motivos para celebrar este progresivo avance para seguir destinando esfuerzos para estrechar las desigualdades. No debemos bajar la guardia”

Ramón Galcerán, CEO de Grant Thornton España

Grant Thornton
Women in Business 2022

La era del talento diverso

  • El impacto del COVID-19
  • Covid 19: un catalizador para atraer talento
  • Acceder al mejor talento femenino