GT CLUB Barcelona

Corresponsabilidad: inversión a largo plazo en las empresas españolas

ContributorName(contributor, true)
Por:
Marga Guitart
insight featured image
Claudia Goldin, la ganadora del premio Nobel de economía 2023, ha constatado que la brecha salarial de género se amplía especialmente tras el nacimiento del primer hijo/a. Por ello, considera que “la igualdad entre hombres y mujeres y la eliminación de la brecha salarial no serán posibles hasta que no exista la igualdad entre las parejas.”

Grant Thornton se encuentra comprometido con esta causa y, por ello, el pasado martes 14 de noviembre, el equipo de jurídico-laboral de Grant Thornton celebró un desayuno con título “Permisos, corresponsabilidad y nuevas masculinidades: La actualidad normativa tras la publicación del RDL 5/2023.”

En la primera parte del desayuno se presentó un análisis de los nuevos permisos aprobados por el Real Decreto-ley 5/2023, prestando particular atención a los retos a los que se enfrentan las empresas con esta nueva regulación. Durante la ponencia también se analizaron casos y se compartieron buenas prácticas jurídicas que las empresas pueden llevar a cabo en los próximos meses.

Entre los nuevos permisos y medidas adoptadas por el RD-ley 5/2023, el nuevo permiso parental junto con el permiso de fuerza mayor de hasta cuatro días de duración son los que suscitaron más interrogantes entre los asistentes. 

Además, se hizo una breve introducción de los cambios legislativos por venir y de las nuevas tendencias en la Unión europea y a nivel internacional, especialmente de la Directiva 2019/1158 del Parlamento Europeo y del Consejo y de los criterios sociales de los ESG.

En la segunda parte, se analizó el importante papel que desempeñan las empresas en el ámbito de la conciliación y la corresponsabilidad. El fomento de la corresponsabilidad y el logro de la igualdad de género no es únicamente un principio ético y de justicia social, sino que tiene importantes beneficios para las empresas, desde una mejora de los resultados financieros y un mayor compromiso de la plantilla con los valores de la empresa a una mejora del branding reputacional.

En nuestro país, la carga de los cuidados de menores y personas dependientes sigue recayendo de manera mayoritaria sobre las mujeres, en lo que la economista Laura Sagnier denomina como “losa de hormigón”. Esta losa sigue siendo el principal obstáculo de las mujeres para poder progresar en su carrera profesional al ser ellas las que se acogen a las medidas de reducción y adaptación de jornada, a las excedencias o las que realizan una doble jornada laboral cuyo resultado es un mayor cansancio y un menor rendimiento laboral. Según el instituto europeo para la Igualdad de Género es el Índice de Igualdad de Género 2023, la mayor brecha en el ámbito del trabajo en el ámbito de la Unión europea se observa en las parejas con hijos (26% a favor de los hombres.)

Por ello y como ya se subraya desde la Conferencia de Beijing de 1995, una mayor participación en el ámbito de los cuidados y e trabajo no remunerado es esencial para lograr la igualdad de género. De hecho, como indica la Organización Internacional del Trabajo, la brecha en los cuidados y trabajos no remunerados se ha reducido en 7 minutos, pero debido a una reducción del tiempo que dedican las mujeres a estas tareas y no por un aumento de la participación masculina. 

Es en esta área donde las empresas pueden desempeñar un importante papel que, aunque pueda parecer a priori un costo, en realidad es una inversión pertinente que favorece su crecimiento a largo plazo.

Las medidas de corresponsabilidad dirigidas especialmente a hombres pueden y deben ser incluidas dentro de los planes de igualdad. Entre las medidas planteadas, destacaron la importancia de la formación, sobre todo en sesgos inconscientes y estereotipos de género en el marco de las empresas y dar visibilidad a las medidas corresponsabilidad existentes en la empresa para que los hombres también sean los que se acojan a ellas.

El futuro demográfico de nuestro país, con crecimiento negativo y un envejecimiento cada vez mayor de la población, hace indispensable un mayor involucramiento de los hombres en el ámbito de los cuidados, tanto de menores como dependientes, para que las mujeres también puedan desarrollar plenamente su carrera profesional. Todo ello redunda directa y positivamente no solo en la sociedad en general, sino en las empresas en particular.