El presidente de Grant Thornton, Ramón Galcerán, recomienda hacer frente a los cambios estructurales y regulatorios de las empresas para afianzar la competitividad en la era post-pandemia

Los socios de la Firma Luis Pastor, Sergi Puig Serra y Jaime Romano, han analizado diferentes desafíos en el foro  organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección

ramon-galceran-apd-reset.jpg

El COVID-19 ha supuesto una reconfiguración de los esquemas sociales, jurídicos, económicos o empresariales. Una disrupción que está activando nuevas hojas de rutas en las empresas protagonizadas por la tecnología, la innovación o la sostenibilidad. Sobre estas cuestiones se han referido expertos de Grant Thornton en el primer Foro Non Stop International Digital de Directivos organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), un encuentro de cinco jornadas en el que reconocidos profesionales de diversos sectores analizan los retos para la transformación empresarial en la era postpandemia.

El presente y futuro de la política económica, la digitalización de la industria, la reputación corporativa, la movilidad o las nuevas formas de comunicación son algunas materias abordadas en este foro centrado en reflexionar sobre los cambios de paradigma.

El presidente de Grant Thornton, Ramón Galcerán, ha explicado que “el coronavirus ha constituido un desafío como nunca habíamos visto. Las empresas han tenido que preparar a los equipos a este contexto, redefinir un nuevo modelo de trabajo, ganar agilidad y dotar a las empresas de tecnología e innovación. Tienen que hacer frente a numerosos cambios regulatorios y legislativos”.

En este contexto, Galcerán, que ha presentado este miércoles uno de los plenarios del Foro, ha mencionado conclusiones del Global Business Pulse de la Mediana Empresa, que cada semestre pregunta a 400 directivos de compañías mid-market, que indica que en la primera mitad de 2021 las perspectivas económicas de los directivos han pasado de -11,8 a 1,3 en una escala de -50 a +50. En su opinión, “es una subida exponencial muy por encima de la media europea y global, que demuestra que las perspectivas económicas se están consolidando”.

La tecnología y la innovación se han afianzado según los expertos como una de las principales soluciones para la transformación de la mediana empresa española. El Global Business Pulse de Grant Thornton señala que el 53% de la mediana empresa española considera que la inversión en tecnología aumentará en los próximos 12 meses, 6 de cada 10 empresarios entienden que la innovación es fundamental y que las empresas están apostando por esta materia en sus estrategias de negocio.

El socio director de Consultoría de Grant Thornton, Luis Pastor, explica que la tecnología e innovación “han sido palancas fundamentales para resistir y en algunos casos para sobrevivir. Ha permitido dar servicios de manera inmediata como pedían clientes. Hemos tenido que trabajar con resiliencia en comunicaciones, siendo capaces de que los servicios esenciales llegaran a ciudadanos y clientes”.

Pastor ha moderado una mesa de análisis compuesta por varios expertos en estas disciplinas. En esta, Alicia Asín, cofundadora y consejera delegada de Libelium ha explicado la importancia del Big Data en las empresas para “mejorar la comunicación entre ciudadanos y Administraciones Públicas para generar una democracia de mejorar calidad, en la que los ciudadanos puedan valorar mejor cómo actúan sus gobiernos”. Por otro lado, Fernando Brea, director corporativo de Cellnex, ha destacado “la relevancia de las telecomunicaciones durante la pandemia o Filomena. Va a haber una nueva movilidad en el futuro. Vamos a cambiar el paradigma y acometer grandísimas innovaciones desde lo básico como una carretera hasta aplicaciones disruptivas”.

Luis Pastor, socio director de Consultoría de Grant Thornton, recomienda a las medianas empresas “aprovechar este momento para informarse y solicitar los Fondos Next Generation para crecer, progresar y ser resilientes”.

 

La mediana empresa española, llamada a cuantificar sus avances en sostenibilidad

La sostenibilidad ha ido cobrando una importancia cada vez mayor en la mediana empresa. Desde este año, las compañías de más de 250 empleados están obligadas a elaborar y validar por un auditor externo el Informe de información no financiera. Un requerimiento que todavía registra desconocimiento o dudas entre las empresas mid-market.  

Según las investigaciones de Grant Thornton, el 45% de las medianas empresas no sabe que es obligatorio presentar su información no financiera, el 42% asegura no conocer qué es un Estado de Información no financiera y un 41% no recopila indicadores en esta materia.

En el Foro de APD, Jaime Romano, socio de Consultoría de Negocio de Grant Thornton, ha explicado que “las empresas deben considerar la preparación y la presentación de la información no financiera como una oportunidad, y no como un mero requisito de cumplimiento obligatorio. Dicha oportunidad les permitirá empezar a posicionar a la empresa en la estrategia de sostenibilidad y en la redefinición de sus modelos de negocio para ganar en eficiencia y competitividad”.

Las empresas que incumplan este requisito se pueden enfrentar a multas de entre 1.200 y 60.000 euros. Sergi Puig-Serra, socio de la Auditoría de Grant Thornton, destacó durante su intervención que “el EINF es una de las regulaciones actuales más importantes en nuestro país para que las empresas inicien este camino” y que, además, “la figura del verificador es básica para dotar de transparencia y fiabilidad a la información no financiera y, por tanto, para que las empresas ganen credibilidad al reportar este tipo de información”.

Los nuevos modelos de trabajo o el cambio del sector del automóvil, otros retos empresariales

Otro de los fenómenos laborales que han originado el COVID-19 ha sido el teletrabajo. Antes de la pandemia, algunos líderes lo consideraban una oportunidad de eliminar costes innecesarios del negocio a largo plazo. Tras experimentar que el teletrabajo no es incompatible con el buen rendimiento se ha ido extendiendo la idea en muchas empresas de implantarlo definitivamente. Esta fue otra de las cuestiones analizadas en una de las mesas presentadas por el presidente de Grant Thornton, Ramón Galcerán. En esta, Salvador del Rey, presidente del Instituto Cuatrecasas de Estrategia Legal en RRHH ha afirmado que “el teletrabajo está con nosotros y se va a quedar. Es muy difícil que volvamos a la situación anterior en la que el teletrabajo era una situación marginal. Va a ir adquiriendo un protagonismo superior que va a implicar un cambio de cultura en la forma del management”.

Otra línea de transformación que se han analizado este miércoles ha sido el futuro del sector de la automoción marcada por el coche eléctrico o la industria 4.0. Emilio Titos, director general en España de Mercedes Benz, defiende que una de las mayores tendencias en la transformación se está produciendo en el sector de la automoción. En su opinión, “el COVID ha acelerado un proceso que ya estaba en marcha. Tenemos que invertir en la formación de las personas, impulsar la automatización, productos sostenibles, aumentar la competitividad con la colaboración público-privada”.