Women in Business

Alphabet

Rocío Carrascosa, CEO

Alphabet es mucho más que una compañía de renting. Pionera en la creación de soluciones de movilidad avanzada, la compañía ayuda a empresas e instituciones a gestionar su movilidad de forma eficiente, fácil y sostenible mediante servicios multimarca de renting y gestión de flotas.
En España, la compañía cuenta con más de 235 profesionales, hombres y mujeres al 50%, gestiona una flota de más de 55.000 coches y vehículos comerciales aligeros y ocupa el cuarto lugar en el mercado.

 

 

Alphabet cuenta con una representación muy equilibrada de hombres y mujeres...
Sí, a pesar de estar en un sector históricamente ligado al género masculino, el 48% de la plantilla somos mujeres y el comité de dirección es paritario. Y la dirección general también está ocupada por una mujer, la única mujer en esa posición entre las compañías líderes del sector en España. Se puede decir que hemos conseguido un equilibrio total.
Toda una apuesta por el talento femenino.
Absolutamente. Estamos comprometidos con la igualdad, con la equidad y con la inclusión. Aunque nuestro sector aparentemente está asociado al perfil masculino, en Alphabet hemos querido romper con ese cliché. Y en realidad lo hemos conseguido de una forma natural, sin forzarlo, apostando por el talento, independientemente del género. También ha sido determinante que como compañía hemos puesto de relieve valores que han hecho de Alphabet una propuesta atractiva también para las mujeres.
¿Como por ejemplo?
Ya no hablamos de renting de vehículos ni nos centramos en el vehículo como core de nuestra actividad. Hemos transcendido a un concepto más elevado: el de la movilidad. Movilidad en todos los sentidos y con todos los conceptos que conlleva: sostenibilidad, comodidad y seguridad, ente otros. Aspectos mucho más valorados y retadores para la mujer. Esto ha hecho que más mujeres se hayan interesado por nuestro sector y por nuestra compañía.
¿Cuáles son las principales políticas que está llevando a cabo Alphabet para fomentar la inclusión de mujeres en puestos directivos?
Tenemos un amplio abanico de beneficios y hemos puesto en marcha medidas de conciliación, como la flexibilidad horaria. Todos los empleados tienen flexibilidad para poder organizar su vida personal y también teletrabajo. La libertad de poder quedarte en casa y trabajar si lo necesitas.
Alphabet participa en el programa “Promociona”.
Sí, participamos y colaboramos en “Promociona” el programa impulsado por CEOE con la finalidad de ayudar a las mujeres en su carrera profesional para llegar a puestos de alta dirección. Es necesario apostar por la promoción para avanzar.
¿Qué beneficios estáis encontrando en la aplicación de todas estas políticas?
Tener una plantilla diversa tiene muchos beneficios. Está comprobado que los equipos donde hay hombres y mujeres son mucho más fuertes, más creativos, más innovadores y hay mejor ambiente de trabajo. Incluso se produce una menor rotación de personal. En mi opinión, para cualquier organización la inclusión de las mujeres solo supone beneficios.
¿Qué es una cultura inclusiva para Alphabet?
Aquella que ofrece a todas las personas las mismas oportunidades. Valorándolas por sus habilidades y por sus 42 Women in Business: hacia un avance real fortalezas, no por sus debilidades, teniendo en cuenta que todo el mundo es importante para la compañía y que todos y todas sumamos en un equipo, cada uno de forma diferente.
¿Qué papel ocupa la mujer hoy en la alta dirección de las empresas?
Las mujeres suponen el 45% de la fuerza laboral mundial pero su representación en cargos de responsabilidad es muchísimo menor. A pesar de que está demostrado que contar con mujeres directivas y consejeras contribuye a una mejor práctica de gobierno corporativo.
Y en general, ¿cuál cree que es la situación en las empresas españolas?
Creo que todavía falta mucho por hacer, sobre todo en lo que se refiere a puestos de alta dirección. Pero también creo que vamos por el buen camino, y que poquito a poco vamos consiguiendo cosas. Creo que las empresas, como la nuestra, con una plantilla equilibrada en cuanto a género y con un comité de dirección paritario, tenemos que ser ejemplo y referente para las que están trabajando por llegar a serlo.
¿A qué barreras se enfrenta el liderazgo femenino en la empresa española?
Las mujeres se encuentran con barreras invisibles a la hora de alcanzar niveles jerárquicos altos, detalles a veces imperceptibles que les bloquean la posibilidad de avanzar en su carrera. A este hecho hay que añadir que, en un mundo empresarial tan competitivo, en algunas ocasiones son las propias mujeres las que se ponen un freno y no buscan, e incluso rechazan, promociones por cuestiones relacionadas con la conciliación de la vida profesional y laboral. En este contexto, la maternidad sigue siendo el momento en el que se produce la parada en la evolución directiva de las mujeres.
¿Qué se puede hacer para superar esas limitaciones?
Hoy las políticas de las compañías están cambiando y la mujer debe aprovecharlas con determinación, sin autolimitarse, luchando por lo que quieren sin ponerse frenos. En ocasiones esto pasa por salir de la zona de confort, por ser transparentes y comunicar la intención de crecer profesionalmente. Para ello también las empresas debemos dar confianza. Confiar en su talento y tenderles la mano, ofreciendo formación y oportunidades equitativas, y facilitando la conciliación.
¿Qué le parece que se impulsen normas que obliguen a las empresas a tener un determinado número de mujeres en posiciones directivas?
Es fundamental que desde los gobiernos se incentive la equidad para que las compañías tomen conciencia de la igualdad de capacidades, independientemente del género y fomenten la igualdad de oportunidades. Sin embargo, no creo que estas medidas deban ser restrictivas, paritarias, como si de una fórmula matemática se tratase, sino que deben estar basadas en la valoración del mejor talento, independiente del genero del candidato o candidata.
¿Cuál sería entonces el reto pendiente en las empresas?
El principal reto es que las compañías cambien la forma de pensar. Dar el salto a considerar a las mujeres como talentos, con el mismo valor que el que se pueda dar a los hombres.
¿Y cuáles son los retos que tiene pendiente Alphabet?
Vamos a seguir trabajando para mantener la igualdad de una forma natural. Y queremos además impulsar proyectos que tengan una repercusión positiva en la sociedad, de la que los empleados se sientan orgullosos, y por extensión orgullosos de trabajar en Alphabet de trabajar en esta compañía. Vamos a trabajar también en la desconexión digital para garantizar el descanso tras la jornada laboral. Nuestro próximo reto es la presentación de nuestro nuevo Plan de Igualdad, donde se contemplan todo lo referido a retribución, acceso al trabajo, promociones, conciliación, beneficios sociales. Y por supuesto, asegurar de que se implementa y se lleva a cabo.