INFORME M&A

Pulso al estado del M&A en España

Prudencia entre los empresarios españoles en su apuesta por las fusiones y adquisiciones.

20200331-perspectiva-foto1.jpg

 

La conclusión es clara. Los empresarios reconocen estar prudentes y a la expectativa. En línea con el resto de la Unión Europea y del mundo, las operaciones de M&A no destacan como la opción preferente en los planes estratégicos de los empresarios españoles para los dos próximos años. El último informe de Grant Thornton, presentado en exclusiva en Capital & Corporate, revela que su estrategia futura pasa por un mayor crecimiento orgánico, la diversificación y ligeros avances en crecimiento exterior.

Los datos del informe son reveladores. Sólo un 20% de los empresarios encuestados reconoce haber llevado a cabo una operación de M&A nacional en el último año, frente al 11% que afirma haber realizado una fusión o adquisición internacional y el 28% que ha acometido un proyecto de expansión en el extranjero. Cifras que contrastan con el 47% que reconoce no haber realizado ninguna de las transacciones anteriores. El último informe de M&A de Grant Thornton desvela también las expectativas de los empresarios a dos años vista a la hora de enfocar sus estrategias de crecimiento. En un contexto global de incertidumbre, los encuestados reconocen estar “prudentes y a la expectativa” en su apuesta por las fusiones y adquisiciones. La inestabilidad geopolítica internacional y la ralentización económica mundial (especialmente europea) son los principales factores que explican ese menor apetito por el crecimiento inorgánico. El informe se ha realizado a partir de 5.000 entrevistas a altos directivos (CEOs y Directores Generales) de compañías de entre 50 y 500 empleados de 35 países, 400 de ellas en España.

 

20200331-perspectiva-foto2.jpg

 

Estrategia a dos años vista

El informe revela también pocos avances en crecimiento exterior. Sólo un 27% de los directivos encuestados reconoce haber acometido planes de expansión en el extranjero, en línea con el resto de los empresarios de la Unión Europea, especialmente los franceses y alemanes. Las operaciones de fusiones en el extranjero tampoco destacan entre los planes estratégicos: sólo 1 de cada 10 empresarios españoles ha realizado alguna operación de este tipo, en línea con el resto de sus colegas europeos. Las claves de la estrategia futura pasan por la diversificación hacia nuevos productos y servicios y el ahorro de costes. Concretamente, 4 de cada 10 empresarios reconocen estos factores como primordiales. Pero ¿cuáles son los principales obstáculos a la hora de completar futuras fusiones y adquisiciones?

La mayoría de los encuestados destaca como principales desafíos comprender las oportunidades del mercado (57%); lograr un precio aceptable en la operación (43%); identificar la compañía target o el socio adecuado (40%); cuantificar y planificar sinergias (40%) y mantener la confianza y la comunicación durante el proceso (28%). Los factores de riesgo pueden impactar en el precio, la estructura de pagos y el régimen de garantías que solicita el comprador. Además, tener conocimiento previo de dichos riesgos permite ajustar las expectativas sobre la transacción o incluso decidir no acometerla en etapas tempranas del proceso. Preguntados sobre qué factores potencian el éxito en la integración posterior de las operaciones corporativas, la mayoría de los encuestados reconoce que contar con el apoyo profesional adecuado y la retención de puestos clave resultan ser esenciales. Y es que el éxito de la adquisición no concluye con la negociación. En definitiva, el último informe de M&A de Grant Thornton revela que los empresarios españoles están en línea con el resto de los países en sus expectativas de M&A a corto y medio plazo, mostrándose prudentes en un contexto económico global de incertidumbre, extrema liquidez y valoraciones al alza.

 

20200331-perspectiva-foto3.jpg

 

Entrevista a Ramón Galcerán, Socio Director de Financial Advisory de Grant Thornton

¿Le ha sorprendido esta cautela general? ¿Se aprecia realmente en el mercado español y en el nivel de deal flow?

La encuesta pregunta sobre la visión a dos años vista, por lo que no nos sorprende tanto, pero, de momento, aún no vemos unas muestras claras de ralentización en el M&A en España. La incertidumbre política del país, unida a la inestabilidad geopolítica internacional y a la ralentización de la economía mundial (especialmente europea) son los principales factores que pueden estar frenando las expectativas de acometer más transacciones. Veremos si esa ralentización económica se traduce o no en una recesión y cómo impacta en el M&A en España. El pipeline actual de Grant Thornton sigue mostrando su solidez, tanto en inversiones nacionales como internacionales. De cara a 2020, también estamos trabajando en un número significativo de transacciones en multitud de sectores, como IT, químico, aditivos para alimentos, bienes de equipo o entretenimiento, entre otros. Otros factores que pueden poner en riesgo las transacciones corporativas son el encarecimiento de los activos, la evolución adversa en los resultados (current trading), la salida de algún miembro del equipo directivo, la pérdida de un cliente clave o la falta de financiación. De momento, el volumen de liquidez existente es de tal calibre que la espiral de precios no se ha frenado, aunque, en algún momento, el mercado reaccionará.

 

El informe revela también pocos avances en materia de crecimiento exterior, aunque no es una tendencia aislada de España….

Efectivamente. En línea con el resto de los homólogos europeos y del mundo, la opción preferida por los empresarios españoles para los dos próximos años es el crecimiento orgánico y la diversificación. Sin embargo, cuatro de cada diez empresarios españoles afirman que desarrollaría algún tipo de actuación en el extranjero. De hecho, los fondos y grupos españoles están tomando medidas para minimizar los riesgos inherentes al M&A en el exterior. Y, ante este reto de la salida al exterior, es clave contar con un asesoramiento adecuado. La amplia red internacional de Grant Thornton en más de 135 países y los equipos internacionales de Financial Advisory y de otras áreas complementarias están dando una amplia cobertura a fondos e industriales en sus planes de desarrollo en el extranjero.

 

20200331-perspectiva-foto4.jpg

 

Ante la pregunta de cómo financiarán su estrategia, se aprecia una mayor convivencia entre las distintas fuentes de financiación...

Sí. Otra de las principales conclusiones del informe es esa creciente coexistencia de las distintas fuentes de financiación en las operaciones y los planes de negocio de las empresas para los próximos dos años. En este sentido, las principales vías elegidas por los empresarios españoles son los fondos propios (62%) y los préstamos bancarios o financiación vía deuda (44%). Sólo el 14% de los empresarios españoles consultados reconocen que se financiarán vía capital riesgo, frente al 28% de los franceses y el 36% de los alemanes. Nuestra lectura es que tanto el private equity como la deuda privada tienen un gran potencial de crecimiento para seguir ganando peso como alternativas de financiación en España.

 

¿Cuáles son los principales deal-breakers? ¿Qué fórmulas se pueden utilizar para solventarlos?

Existen muchos motivos por los que se caen las operaciones. La divergencia en las expectativas de precio es recurrente, si bien este factor suele resolverse en las fases iniciales del proceso. Las discusiones en torno a los pactos de socios (en aquellas operaciones que los tengan) o el régimen de garantías exigido a los vendedores también pueden ser áreas “conflictivas”. Por ejemplo, los seguros de manifestaciones y garantías son un instrumento útil en determinadas circunstancias para equilibrar el riesgo. La involucración del vendedor y el equipo directivo también son aspectos clave para que el proceso avance con éxito. En general, una buena planificación del proceso, unida a una labor de “educación” por parte del asesor, ayudan a mitigar estos factores. Cuando la negociación es equilibrada y existe un interés más o menos equivalente en hacer la operación, tanto por parte del comprador como del vendedor, llegar a términos de razonabilidad puede ser más factible, si bien no siempre es el caso. En este sentido, la planificación correcta de la transacción, la adecuada gestión de las expectativas del cliente en términos de valoración y responsabilidades, la alineación de expectativas en cuanto a los mecanismos de salida, la confidencialidad en el proceso, así como la agilidad y rapidez en las negociaciones son claves para asegurar el éxito final de las operaciones.

 

Ya para terminar, el éxito de una adquisición no concluye con la negociación, ésta es otra de las principales conclusiones del informe...

Así es. En realidad, todas las fases son críticas, pero la integración posterior resulta primordial para el éxito de la fusión o adquisición, como reconocen cinco de cada diez empresarios españoles. Desde luego, la fase pre-deal también es esencial. Las operaciones más rentables y exitosas son aquellas donde el objetivo de creación de valor está presente en las fases más iniciales del proceso y donde la alineación de cultura y objetivos se sitúa en el centro, junto a la gestión del talento y del capital humano.

 

Entrevista publicada originalmente por la revista Capital & Corporate