Internacionalización

Las cinco principales limitaciones para la expansión internacional de la mediana empresa

insight featured image
Limitaciones

La adaptabilidad y flexibilidad del mid-market mundial lo sitúan en una posición adecuada para explorar el crecimiento de los negocios internacionales. Para obtener más información sobre la búsqueda de la calidad en el mercado medio  en este complejo panorama mundial, lea nuestro nuevo informe sobre negocios internacionales, "La calidad no conoce fronteras", que estudia cómo las empresas aprovechan sus cadenas de suministro para mejorar la oferta a sus clientes.

El middle-market se muestra ambicioso en sus planes internacionales
International Business Report
El middle-market se muestra ambicioso en sus planes internacionales
Ver más

5. Las cadenas de suministro y los sistemas complejos de compras

El mid-market mundial ha identificado las cadenas de suministro y los sistemas complejos de compras como una de las cinco principales limitaciones al crecimiento empresarial internacional (55%). Esto puede explicarse analizando las prioridades en relación con la toma de decisiones del mid-market: la rentabilidad (54%) y la sostenibilidad (39%) han resultado ser los dos factores más importantes para los directivos de las empresas medianas a la hora de tomar decisiones sobre la cadena de suministro internacional.

El reciente panorama inflacionista, unido a unas menores expectativas de crecimiento, puede explicar por qué la rentabilidad aparece como uno de los principales factores. Por otro lado, la inflación es ahora menor y se ha estabilizado en la mayoría de las economías, pero eso no significa que los precios estén bajando; asimismo, en un mercado internacional cada vez más complejo, las empresas del mid-market deben aumentar su rentabilidad para seguir siendo competitivas y permitir futuras inversiones y el uso de políticas de precios flexibles.

Las cadenas de suministro del mid-market también están sometidas a un intenso escrutinio por parte de los consumidores y los organismos reguladores, y la presentación de informes sobre ESG, aunque en muchos países sigue siendo voluntaria, se está convirtiendo rápidamente en una práctica recomendada para demostrar que la empresa es transparente y está dando pasos para mejorar su sostenibilidad.

Con el fin de simplificar y aliviar la presión sobre la cadena de suministro, las empresas medianas han adoptado una estrategia prudente en cuanto a los negocios internacionales: recurrir a territorios que conocen bien.

Dave Munton, responsable global de Apoyo y Capacidades Internacionales de Grant Thornton International, explica:

«Las empresas intentan reducir al máximo los riesgos de la cadena de suministro, ya que estamos viendo más vulnerabilidad a las crisis que nunca antes, y la mejor manera de reducirla es situar los componentes clave de la cadena de suministro en jurisdicciones que se consideren menos propensas a cambios y alteraciones».

Las organizaciones parecen estar planificando cuidadosamente su crecimiento para aumentar la resiliencia en toda su cadena de suministro a la hora de potenciar los negocios internacionales.

 

4. La falta de financiación

En los últimos años, la economía mundial se ha visto afectada por un alto grado de incertidumbre: los conflictos en diferentes puntos del planeta, el aumento de los precios de las materias primas y la fluctuación del mercado energético han provocado altos niveles de inflación. La consecuencia ha sido “una caída asociada del producto interior bruto (PIB) mundial, lo que frenó la demanda global”, según Schellion Horn, socia directora de Consultoría Económica de Grant Thornton en Reino Unido.

En muchos casos, la reacción de los bancos centrales fue subir los tipos de interés, lo que dificultó mucho más la financiación y el servicio de la deuda, además de restringir en la práctica el acceso del mercado mediano al capital. Con estas restricciones de crédito y liquidez, las empresas del mid-market sin duda experimentaron una presión financiera que las llevó a replantearse sus prioridades y a aplazar ciertos proyectos. 

Sin embargo, aunque esta escasez de financiación sigue preocupando al mid-market (57%), también vemos un optimismo que ha despertado el interés por las inversiones en negocios internacionales.

Según Schellion Horn, socia:

«Las empresas afirman sentirse optimistas sobre la mejora de la economía, no solo la del Reino Unido, sino también la de otros países, y piensan que la consecuencia será que aumentará la demanda de sus productos y servicios. También tienen más confianza en las condiciones económicas, y es esta combinación de certezas y visiones optimistas de la economía la que les anima a invertir».

Así pues, aunque los datos muestran que el mid-market con vocación internacional sigue considerando la falta de financiación como una limitación para llevar a cabo negocios internacionales (57%), los indicadores económicos muestran que podría dejar de serlo en poco tiempo. Se prevé una caída de los tipos de interés[i], lo que facilitará el acceso al capital y dará un impulso a la expansión del mid-market en los mercados internacionales tras un periodo de relativa cautela.

 

3. La calidad de las infraestructuras de transporte

La calidad de las infraestructuras de transporte es la siguiente limitación (57%) que perciben las empresas del mid-market al desarrollar su actividad internacional. 

La calidad puede referirse a la eficacia de la infraestructura, es decir, con qué rapidez se transportan las mercancías y a qué nivel de rentabilidad. Si las infraestructuras de transporte no tienen la calidad necesaria, el volumen comercial y la ventaja competitiva pueden sufrir considerables consecuencias negativas.

Michelle Alphonso, socia, responsable de los Servicios Nacionales de Asesoramiento de Transacciones y Capital Riesgo de Grant Thornton Canadá, afirma:

«En los últimos años hemos detectado muchos problemas en relación con la capacidad de las empresas de cumplir los plazos y las previsiones en mercados internacionales; los problemas relacionados con el transporte generaron muchos costes adicionales y situaciones complejas en las sucesivas fases de la cadena de suministro. Ahora hay un interés por crear más estabilidad y seguridad en lo que respecta a la calidad de la cadena de suministro, la fiabilidad de los socios comerciales y la coherencia de la calidad de la oferta».

El mid-market se está adaptando a esta situación centrándose en la expansión a ubicaciones con una infraestructura sólida de transporte para reducir costes y garantizar la fiabilidad. 

La calidad también puede referirse a la sostenibilidad general de una infraestructura de transporte; algunos reglamentos internacionales nuevos, como el CBAM europeo, han forzado a las empresas a analizar la calidad general de sus infraestructuras de transporte para implementar mejoras y reducir los costes asociados a la importación de carbono.

Según Michelle Alphonso:

«Estamos siendo testigos de un debate sobre la procedencia de los productos, la calidad de la mano de obra y los factores económicos y medioambientales en paralelo al actual debate sobre ESG; todo ello está impulsando el interés por la calidad y la estabilidad».

La prioridad que da el mercado mediano a la calidad está provocando un cambio de actitud que se centra en la estabilidad y la fiabilidad. Unas infraestructuras de calidad aumentan la homogeneidad, reducen los riesgos empresariales y, en general, potencian la calidad en toda la cadena de suministro.

 

2. Las alteraciones geopolíticas

La fuerte incertidumbre geopolítica causada por los distintos conflictos actuales ha tenido efectos considerables en las cadenas de suministro mundiales, sobre todo en sectores como el energético. Por ello, es normal que el mid-market se muestre cauto ante las consecuencias negativas que puedan tener los cambios geopolíticos en los negocios internacionales (58%), especialmente en un año en el que cerca de la mitad de la población mundial acudirá a las urnas para participar en elecciones nacionales. Es probable que la incertidumbre geopolítica continúe lo que queda de año, y podría afectar a los planes de expansión internacional de las empresas medianas

Una de las maneras en que el mid-market se ha adaptado a la situación ha sido invirtiendo en economías que se consideran relativamente seguras y estables; así, el friendshoring y el nearshoring se están convirtiendo en estrategias habituales para reducir los riesgos de alteraciones.

Dave Munton explica:

«Los líderes empresariales quieren entender y reducir los riesgos para llevar a cabo sus actividades en entornos estables, predecibles y sin muchos imprevistos. No me sorprende nada que se haya producido un cambio considerable en cómo se tienen en cuenta las relaciones con los países a la hora de tomar decisiones comerciales y de inversión, y no creo que esto vaya a cambiar a corto plazo».

Estados Unidos, en particular, sigue siendo una opción atractiva para el crecimiento gracias a su sólida recuperación económica tras la pandemia de Covid-19 y a su trayectoria como mercado fiable y rentable. Según nuestros datos, este país es actualmente el destino preferido para exportar bienes y servicios entre las empresas del mid-market de todo el mundo.

«Estamos viendo un claro intento de recuperar la estabilidad y el friendshoring ofrece un punto de entrada de bajo coste, un alto grado de estabilidad y una rentabilidad potencialmente elevada. Es este equilibrio entre coste, calidad y reducción de riesgos lo que explica que se esté convirtiendo en una tendencia». – Michelle Alphonso.

Aunque la inquietud y la incertidumbre en relación con los cambios geopolíticos siguen siendo importantes, el mid-market mundial ha vuelto a mostrar una resiliencia y una voluntad de adaptación que le han permitido seguir creciendo internacionalmente.

 

1. Las limitaciones medioambientales

La principal limitación para el crecimiento de la actividad internacional que señalan las empresas del mid-market son las restricciones medioambientales y la escasez o el coste de los recursos naturales (58%). El efecto de los factores medioambientales ya se ha observado en otras limitaciones, sobre todo en las cadenas de suministro y los complejos sistemas de compras, así como en la calidad de las infraestructuras de transporte, lo que demuestra lo integradas que están en todos los niveles de la empresa.

Podría decirse que nunca se ha dado tanta importancia a que las organizaciones dispongan de un plan sólido de ESG, tanto para proteger la empresa como para hacerla crecer. La presión reguladora sigue aumentando con una introducción constante de nuevas normativas en distintas jurisdicciones; también va en aumento la presión de los consumidores, que demandan cada vez más productos ecológicos y éticos.

Hasta ahora, no se habían regulado las obligaciones de presentación de informes de ESG del mid-market internacional debido a su tamaño, pero ahora, los requisitos normativos que obligan a las grandes empresas a informar sobre cuestiones como las emisiones de Alcance 3 implican la obligación de que el mid-market también lo haga. En caso de no hacerlo, las empresas podrían perder oportunidades de colaborar con firmas más grandes. 

Este es el motivo por el que invertir en personal puede suponer una enorme ventaja para las firmas del mid-market. Si las empresas se integran en la cultura local durante su expansión a otros mercados, comprenderán mejor los requisitos normativos y tomarán decisiones fundamentadas a la hora de afrontar las limitaciones medioambientales.

 

Cómo superar los obstáculos al crecimiento internacional

Está claro que hay un alto nivel de interconectividad entre cada una de estas limitaciones; por ejemplo, una alteración geopolítica repentina puede provocar problemas generalizados en la cadena de suministro, repercutir en la calidad o reducir el acceso a la financiación en todo el mundo. Sin embargo, también estamos observando que la estrategia del mercado mediano respecto a las inversiones puede ofrecer una oportunidad para reducir los efectos de estas limitaciones. El mid-market ha mostrado intenciones claras de invertir en tecnología (66%) y en los empleados (58%), dos áreas que pueden ayudar a aliviar la presión de casi todas las limitaciones. 

Por otro lado, más de la mitad (52%) de las firmas del mid-market prevé expandir su presencia internacional, lo que demuestra que aún hay una actitud positiva en muchas empresas. Según nuestros datos, el 92% de las empresas del mid-market han afirmado sentirse preparadas para cualquier imprevisto futuro, lo que pone de relieve su empuje y su capacidad de hacer frente a los obstáculos al crecimiento internacional. Esta mentalidad, junto con el interés por invertir y la resiliencia generalizada del mid-market frente a la incertidumbre son tres motivos por los que sigue habiendo un ambiente optimista en este mercado.

Si desea más información sobre el papel que juega la calidad internacional en el mid-market, en nuestro nuevo informe, titulado La calidad no conoce fronteras, encontrará un análisis sobre cómo las empresas están intentando optimizar sus cadenas de suministro todavía más para mejorar su oferta a los clientes. Acceda al informe hoy mismo para averiguar qué revelan los datos del último IBR sobre los planes de negocio internacionales del mid-market.

_____________________________  
i. imf.org - Steady but slow: Resilience amid divergence (Seguro pero lento: la resiliencia ante la divergencia) - 04.04