Crisis del coronavirus

No pagarán cuota de la Seguridad Social autónomos afectados y empresarios que hagan ERTE

El Gobierno ha aprobado este martes el segundo paquete de medidas económicas para atajar la crisis del coronavirus, entre ellas algunas de ayuda a autónomos y empresarios. Con este conjunto de medidas, el Gobierno pretende que el virus no tenga impacto negativo permanente sobre el mercado laboral. “Es una crisis temporal, que vamos a superar”, planteó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

En el marco de estas decisiones, el Gobierno movilizará hasta 200.000 millones en el marco de este plan. Asimismo, se ha impuesto una moratoria en el pago de hipotecas en casos de vulnerabilidad.

Sánchez ha planteado que este decreto de medidas es quizás el más importante aprobado en la historia. “Debemos proteger nuestro empleo, nuestra empresa, nuestra familia, con un escudo que solo pueden forjan los poderes públicos”, argumentó. El presidente ha pedido con insistencia a los empresarios que no despidan a sus trabajadores y, por tanto, que aprovechen la flexibilización de los ERTE.

La medida más destacada es que autónomos afectados por la crisis del coronavirus y empresarios que lleven adelante expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) no pagarán cuotas de la Seguridad Social. En concreto, desde la declaración del estado de alarma, los trabajadores por cuenta propia que hayan suspendido su actividad o que esta se haya reducido al mínimo podrán acogerse a una prestación similar a la ya existente de cierre de actividad, y no tendrán que cotizar. La Generalitat de Catalunya ha aprobado en este sentido una ayuda de hasta 2.000 euros para los autónomos.

Otra medida que se ha tomado es establecer el derecho de los trabajadores a reducir su jornada (incluso hasta el 100%) para atender a familiares de segundo grado (hijos y abuelos). El empleado sólo recibirá la retribución correspondiente a la jornada realizada.

“No vamos a escatimar ningún esfuerzo. No vamos a dejar a nadie atrás”, apuntó, citando a trabajadores, autónomos y jubilados.

 

Flexibilización de los ERTE y acceso al paro

También se ha aprobado promover los ERTE flexibilizándolos. “Van a beneficiar a todos los trabajadores”, dijo. Serán considerados “fuerza mayor” y los afectados podrán acceder al paro, aunque no cumplan el mínimo exigido. Hasta ahora, cuando se aplica un ERTE, los trabajadores pasan al paro de manera temporal. El contrato queda suspendido y los afectados cobran la prestación de desempleo –el 70% de la base reguladora si se había cotizado el tiempo suficiente–.

Así, se extiende a todos los trabajadores afectados por un ERTE, vinculado al Covid-19, el derecho a la prestación por desempleo (con un hijo a cargo, oscila entre los 671 y los 1.254 euros), aunque no hayan cotizado durante el tiempo suficiente. Los trabajadores no consumirán sus derechos acumulados por el cobro de la prestación por desempleo mientras duren estas circunstancias excepcionales.

Asimismo, se implantará el cálculo de ‘contador cero’, por el que los trabajadores no gastarán parte de sus derechos acumulados pese a que cobren durante el tiempo que dure el ERTE una prestación.