banner image
III Observatorio de la Movilidad en España

El PERTE del vehículo eléctrico dinamizará el sector de la automoción

El III Observatorio de la Movilidad Sostenible, organizado por Grant Thornton y  Fundación Ibercaja reúne un año más a las principales figuras del sector  de la automoción para analizar el impacto de los ODS en el ámbito de la movilidad sostenible, su desarrollo tecnológico, medioambiental y la consecuente adaptación a la transformación de las grandes ciudades.

Para el Director General de Industria del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, Galo Gutiérrez, “la responsabilidad de la Administración pública es acompañar a la innovación con políticas que potencien la inversión industrial, el desarrollo experimental y la innovación en procesos”.  

Diferentes representantes de compañías como KIA; Renault, Nissan, Endesa Línea Directa,  o Cellnex coinciden en la necesidad de garantizar un sistema de transporte verdaderamente resistente frente a futuras crisis, que ayude en la transición hacia modelos sostenibles.

De izquierda a derecha: Miguel Luis Lapeña, director general de Planificación y Desarrollo Económico del Gobierno de Aragón; Luis Moreno, director general del CTAG; Ramón Galcerán, presidente de Grant Thornton España; Galo Gutiérrez, director general de Industria, Turismo y Comercio del Gobierno de España; Jorge Ordás, subdirector general de Gestión de la Movilidad y Tecnología de la DGT; Isabel del Olmo, jefe del dpo. Movilidad Sostenible y Ciudad del IDEA; José Luis Rodrigo, director general de Fundación Ibercaja.
De izquierda a derecha: Miguel Luis Lapeña, director general de Planificación y Desarrollo Económico del Gobierno de Aragón; Luis Moreno, director general del CTAG; Ramón Galcerán, presidente de Grant Thornton España; Galo Gutiérrez, director general de Industria, Turismo y Comercio del Gobierno de España; Jorge Ordás, subdirector general de Gestión de la Movilidad y Tecnología de la DGT; Isabel del Olmo, jefe del dpo. Movilidad Sostenible y Ciudad del IDEA; José Luis Rodrigo, director general de Fundación Ibercaja.Download Image

Los principales representantes del sector de la automoción y la movilidad en España han destacado hoy el gran momento histórico al que se enfrenta la industria y la necesidad de aprovechar la oportunidad que brindan los Fondos Europeos y el PERTE eléctrico para impulsar su transformación definitiva. La importancia de la movilidad desde el punto de vista medioambiental, así como el elemento de cohesión social y territorial que representa han sido algunas de las claves que se han analizado durante la presentación del III Observatorio de la Movilidad Sostenible organizado por Grant Thornton, Fundación Ibercaja y Mobility City. El evento ha contado con la participación del Director General de Industria del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, Galo Gutiérrez y el director general de Planificación y Desarrollo Económico del Gobierno de Aragón, Miguel Luis Lapeña, a los que se han unido algunos representantes de la industria como José López- Tafall, director general de ANFAC, David Barrientos, Intelligent Mobility Communication Manager de NISSAN,  Fernando León, Especialista en Movilidad y Experiencia en KIA Iberia o José Manuel Pardos-Gotor. P&O eCity Digital Program de Endesa, entre otros.

Todos los ponentes coincidieron en destacar la etapa de transición en la que se encuentra el sector de la movilidad y la necesaria implicación de todos los actores para hacer frente a unos retos que pasan por la rápida adaptación y una mayor competitividad. Para ello será imprescindible la creación de un entorno favorable de inversión pública y regulación que dé como resultado una movilidad urbana sostenible más segura, más limpia, más eficiente y mejor conectada.

La apuesta por elementos de la movilidad sostenible como la transición energética, la infraestructura para una logística eficiente, la regulación vehicular, los modelos de inversión en infraestructura, la educación en seguridad vial y la planificación urbana orientada a la movilidad, entre muchos otros, tendrán un gran impacto en la mayoría de los ODS.

El director general de Industria del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, Galo Gutiérrez, ha reconocido que para responder al reto tecnológico de una movilidad sostenible es preciso la coordinación de toda la cadena de valor de la automoción, debido a su papel clave en el proceso de transformación del modelo productivo en torno a la movilidad sostenible y conectada. A su juicio, “la industria cuenta con gran potencial económico que incide en la nueva movilidad urbana y metropolitana, en la cadena de valor industrial, la descarbonización, la economía circular y la digitalización y en cuyo marco se inscribe el Proyecto estratégico de Recuperación y Transformación Económica del Vehículo Eléctrico y Conectado (PERTE) aprobado el pasado año por el Gobierno de España”.  Como explica, la industria está acometiendo un proceso de transformación fundamental sostenible que genera la nueva propulsión y la relación del vehículo con el entorno. “Nos encontramos ante el vehículo conectado que sin duda representa un nuevo paradigma para la movilidad. La responsabilidad de la Administración pública es acompañar a la innovación industrial con políticas industriales que potencien la inversión industrial, el desarrollo experimental y la innovación en procesos”, aseguró.

José Luis Rodrigo, director general de Fundación Ibercaja, explicó que resulta imprescindible que la nueva movilidad tiene sea sostenible, conectada, segura e inclusiva en un momento en el que nos compete a todos promover soluciones globales y locales para acelerar los esfuerzos que acaben con las desigualdades y combatan el cambio climático. “Es necesario que las Administraciones confronten sus políticas para promover actuaciones para garantizar la sostenibilidad vinculándolas al ámbito social. La movilidad será diferencial en el cumplimiento 2030”. 

Según el presidente de Grant Thornton, Ramón Galcerán, las recomendaciones de la ONU de reducción paulatina de la dependencia de los combustibles fósiles tienen que ser adoptadas ampliamente por el sector de la movilidad. Para conseguirla, tienen de su mano una amplia disponibilidad de nuevas tecnologías, incluido el 5G, que harán transitar en pocos años hacia soluciones de movilidad más avanzadas, con vehículos completamente conectados, seguros, limpios y eficientes. “Junto con la tecnología, la colaboración entre distintos sectores está haciendo posible que España desarrolle nuevos modelos de negocio que ponen al ciudadano y al cliente en el centro de sus decisiones”, explicó.

Durante la jornada hubo tiempo para abordar algunos aspectos del contexto normativo y los cambios con relación a los esquemas reglamentarios que plantea la nueva movilidad.  En este sentido, el subdirector general de gestión de la movilidad y tecnología de la Dirección General de Tráfico, Jorge Ordás, destacó la importancia de contar con una red de información efectiva y actualizada para los usuarios que ofrezca una mayor certeza en el uso de los vehículos sostenibles. El representante de la DGT reconoció que uno de los motivos del lento desarrollo del vehículo eléctrico tiene que ver precisamente con la falta de información sobre los puntos de recarga.

En materia de movilidad inteligente en el ámbito de las grandes ciudades, Ordás destacó el importante papel que han jugado el modelo de etiquetas sostenibles, permitiendo avanzar en la actualización del parque de vehículos con un modelo de zona de bajas emisiones realmente accionable. En este sentido explicó que “es importante tener en cuenta que del orden de 150 millones del PERTE estarán destinados a la implementación de las zonas de bajas emisiones en las ciudades. Por eso, desde la DGT trabajamos también en el desarrollo una norma técnica para establecer un control del tráfico regulado que será incluida en los pliegos de contratación y que sin duda ayudará a los Ayuntamientos sin experiencia”.

Isabel del Olmo, la jefa del departamento de movilidad sostenible y Ciudad del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), afirmó que se está produciendo una aceleración en materia normativa y de inversiones que permitirá completar con éxito los objetivos del plan 2030. “Disponemos de unas dotaciones presupuestarias sin precedentes con origen en los Fondos Next Generation que tenemos que aprovechar”. Para del Olmo, queda todavía trabajo por hacer en el marco de la reforma del plan de recuperación, con especial atención a los trabajos centrados en el paquete d medidas Fit for 55, la propuesta para adaptar la normativa comunitaria en materia de energía y cambio climático. La jefa del departamento de movilidad recordó que se está elaborando ya un nuevo reglamento de emisiones de Co2 que “tendrán un impacto importante en el impulso a las ventas de vehículos eléctricos e impulsarán el ecosistema del vehículo eléctrico”.

 

Fortalecer la cadena de valor y la colaboración público-privada

Sobre las principales conclusiones de III informe del Observatorio de la Movilidad Sostenible   Antonio Mª Soriano, project manager Mobility City de Fundación Ibercaja explicó que la industria debe trabajar en fortalecer el mercado de consumo frente a un cliente muy experimentado. “Se trata de un cliente capaz de incidir en la fabricación tradicional y los procesos productivos. El PERTE del vehículo eléctrico es un buen ejemplo, centrado en el fortalecimiento de la cadena de valor y la colaboración público-privada”.

Sobre las emisiones del transporte, Soriano aseguró que la descarbonización del parque para 2050 tendrá que hacer frente a una serie de retos muy exigentes que conviene acelerar desde hoy mismo. De hecho, el transporte sigue teniendo una importante influencia en las emisiones de gases, ya que una cuarta parte de las emisiones de C02 en España lo presenta el transporte por carretera. “Por estos y otros motivos es cada vez más importante establecer programas de descarbonización”, aseveró.  

Como explicó Mar García Ramos, socia de Automoción y Movilidad de Grant Thornton es importante abordar el potencial de la movilidad del futuro desde el punto de vista medioambiental, pero también como elemento de cohesión social y territorial. “La movilidad conectada y segura será la clave para hacer más sostenibles y habitables nuestras ciudades dando más protagonismo al transporte público eficaz, limpio y seguro. Además, según el Anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible, se reconocerá la movilidad, por primera vez, como un derecho y un elemento de cohesión social que contribuye al Estado del Bienestar”, aseguró.

A juicio de García Ramos, el vehículo eléctrico y conectado representará uno de los ejes fundamentales para aceleración de la descarbonización y alcanzar los Objetivos climáticos, tanto en el ámbito privado, como en el público, donde también hay ciudades con una clara iniciativa de cambio. “El vehículo conectado no sólo amplia los servicios a los usuarios, mejorando la experiencia de cliente, sino que también permitirá una mayor accesibilidad a la movilidad e interacción con las Smart cities”, aseguró. Si bien, estos nuevos vehículos deben superar todavía distintas barreras antes de convertirse en una alternativa general al vehículo de combustión interna haciendo frente a unos retos como la necesaria reducción de su coste para los ciudadanos, así como, los asuntos clave relacionados con la conectividad, la autonomía o el reciclaje de las baterías. “La tendencia es positiva y el vehículo eléctrico se está acelerando y su transición ocurrirá antes de lo que se había previsto, principalmente por el descenso en el precio de las baterías y las crecientes restricciones gubernamentales al motor térmico”, matizó.

 

Vehículo eléctrico y la accesibilidad del cliente

José López Taffal, director general de ANFAC moderó una de las mesas redondas en las que se abordó en detalle la situación del vehículo electrificado y sus próximos pasos. Según explicó que el sector de la automoción se enfrenta al doble reto la descarbonización y digitalización que viene impulsado por la dinámica de la sociedad y también desde el ámbito regulatorio. “Tenemos mucho que conquistar en la industria de la automoción, pero a través de un proceso transitorio que mantenga la producción y el empleo”. 

La sensibilidad del cliente y su disposición representa el verdadero elemento dinamizador en relación con el mercado del vehículo eléctrico. Los expertos coinciden en que encuentra todavía muchas dificultades para hacerlo mucho más expansivo. Como explicó Cristóbal Herrera, director de Asuntos Públicos de Enterprise falta una autonomía amplia en materia de puntos de recargar en lugares donde el cliente lo requiere. “Mucha curiosidad, pero poca dinamización por ahora”, reconocía. 

En la misma línea se mostró David Barrientos, Intelligent Mobility Communication Manager de NISSAN: “El 99% de los usuarios del vehículo eléctrico se muestran muy satisfechos. Nuestro objetivo actual es que los no usuarios de los vehículos eléctricos se decidan a dar el paso, pero para eso también necesitamos la ayuda de la Administración, también en materia de fiscalidad”. Fernando León, Especialista en Movilidad y Experiencia en KIA Iberia, reconocía que a nivel Administrativo se precisa todavía un esfuerzo en materia de tramitación preferente para vehículo eléctrico.  

Con respecto a las barreras que enfrentan los clientes, para José Manuel Pardos-Gotor, P&O eCity Digital Program de Endesa, el problema con las infraestructuras de recarga no sólo se encuentra en el número de puestos disponibles si no en que el cliente todavía no hace pleno uso. “Es importante combinar la infraestructura con fortalecer el parque tecnológico”, explicó. 

Santiago Velázquez, director de Comunicación Externa y Sostenibilidad de Línea Directa, señaló que en 2020 las matriculaciones están hoy en día muy lejos de los niveles prepandemia. “Conviene tener en cuenta que los jóvenes están migrando a otros servicios de movilidad, impulsado por el coche compartido o patinetes eléctricos empujados por nuevos accesos y que plantean también un reto importante en materia de seguridad vial”. A su juicio, la convivencia de vehículos ligeros con los habituales representa un riesgo que hay que considerar también en esa transición hacia la movilidad sostenible.

 

Vehículo autónomo y conectividad

Los expertos que participaron en el encuentro organizado por Grant Thornton analizaron también los retos a los que se enfrenta durante los próximos años el sector con todo lo que supone los servicios y sistemas de movilidad conectados.

Para Ernesto Salas, director de Relaciones Institucionales de Renault, el vehículo conectado representa la gran oportunidad para un fabricante de ofrecer nuevos servicios y productos que cumplan con las exigencias del consumidor. “Esto supone un esfuerzo sin precedentes en materia de I+D para el que será necesaria la coparticipación entre empresas. Un desarrollo conectará a sectores que hasta ahora no tenían relación”, explicó

Fernando Brea, Head of Collaborative Projects de Cellnex Telecom, es imprescindible estar preparados para conectar de forma eficiente nuestras herramientas de movilidad. “El reto para las infraestructuras de telecomunicaciones estará en migrar hacia unos servicios orientados a asumir una gran densificación que requerirá un plan a medio-largo plazo”, aseguró.  “Las Administraciones públicas son las que se tienen que poner ahora las pilas para conseguir acelerar por parte del ámbito privado”, concluyó.  

Para maximizar este valor en el mercado se precisa afrontar el proyecto desde un ámbito amplio de I+D, no sólo en el desarrollo de las apps. Luis moreno, director general Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG), reconoció que la inversión en tecnología es cara y requiere mucha infraestructura, pero no basta con quedarse en fabricar, también en desarrollar. “Hay que trabajar para traer desarrollos de I-D de nuevos vehículos y darle apoyo. Los Next Generation nos abren una nueva oportunidad para hacer de España un país de desarrollo”, concluyó.

Azucena Hernández Palmero, consejera delegada de Eurocybcar coincidió en que se está haciendo un esfuerzo importante en el vehículo conectado, pero sin contemplar y mirar al detalle el papel de la ciberseguridad. “En el caso de los vehículos, la normativa de los vehículos homologados y ciberseguros acelerará el trabajo de las marcas y la Administración por obligatorio”, aseguró. 

Durante la clausura de la jornada, Miguel Luis Lapeña, director general de Planificación y Desarrollo Económico del Gobierno de Aragón, ha destacado algunas de las iniciativas que lidera el ejecutivo autonómico para lograr “un Aragón más verde, digital y social, alineado con la Agenda 2030 y el Pacto Verde Europeo, con la movilidad sostenible y la conectividad como proyectos estratégicos en la Comunidad Autónoma”.

Lapeña ha destacado el “liderazgo” aragonés en el sector de la automoción, que representa en la región en torno al 3,11% del VAB y genera unos 17.400 empleos directos. Un liderazgo que, bajo el paraguas de la marca Aragón Plataforma Logística (APL), se ha trasladado también al sector de la logística en su conjunto, convirtiendo a este territorio en “polo de atracción de empresas”.

Entre los proyectos de la Comunidad Autónoma, el director general de Planificación y Desarrollo Económico ha apuntado a Mobility City como “ejemplo estratégico”, fruto de la colaboración entre Gobierno de Aragón y Fundación Ibercaja, que permitirá transformar el Pabellón Puente –parte del legado de la Expo Zaragoza 2008- en “un espacio de innovación y de experiencias en el ámbito de la movilidad del futuro que queremos posicionar como referente europeo”. 

 

Puedes acceder aquí [ 17120 kb ] al contenido completo del III Observatorio de la Movilidad de España.