Acredita que la firma ha implantado un sistema de gestión que refuerza su seguridad y la protección de datos de todos sus grupos de interés.

Grant Thornton demuestra que posee los controles adecuados para asegurar la confidencialidad, integridad y disponibilidad de sus sistemas.

La firma de servicios profesionales Grant Thornton ha obtenido la certificación ISO 27001 de Seguridad de la Información de AENOR, que acredita que cumple correctamente con los protocolos de seguridad de sus sistemas de información y la protección de los datos de sus clientes y proveedores.

Grant Thornton ha llevado a cabo un amplio y exhaustivo proceso para ratificar que cada una de sus líneas de servicio gestiona adecuadamente la seguridad de los sistemas y datos de sus grupos de interés. Además, certifica que la firma ha implantado, a través del análisis de riesgos, una serie de controles y medidas técnicas, organizativas y legales que minimizan los riesgos de ciberseguridad, dentro de un proceso de mejora continua.

El acto de entrega de la certificación ha tenido lugar en la oficina de Barcelona de Grant Thornton. Al mismo han asistido Ángel Luis Sánchez Cerón, director región Mediterránea de AENOR; Carlos Villarroya, responsable de Desarrollo de Negocio de AENOR en Cataluña y José Luis Tió, director de IT de Grant Thornton, que ha sido el encargado de recoger la distinción.

“Hemos hecho un gran esfuerzo por proteger uno de nuestros bienes más preciados: la información de nuestros clientes y proveedores. Es una demanda creciente que exige demostrar que contamos con la capacidad de proteger su información. Con esta certificación acreditamos que hemos implantado con éxito todos los controles adecuados para asegurar nuestra ciberseguridad y confirmamos que hemos establecido los mejores estándares de protección de datos”, valora José Luis Tió.

Tras el estallido de la pandemia, el número de ciberataques se ha incrementado considerablemente. Según datos de INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad), se estima que la pérdida de datos causada por ataques informáticos causa daños por valor entre 2.000 y 50.000 euros para las pequeñas y medianas empresas.

“Uno de los pilares de los planes de recuperación y resiliencia en Europa es la transformación digital; para reforzarla es imprescindible proteger los datos de los clientes. Por eso la ciberseguridad es, además, una necesidad reputacional y de continuidad para el negocio”, ha afirmado Ángel Luis Sánchez en la entrega de la certificación.

“La ISO 27001 es una de las normas más exigentes que existen dentro de la familia de certificaciones relacionadas con la tecnología y la ciberseguridad. La información y los datos son uno de los principales activos de las organizaciones. La protección de su seguridad y privacidad es una tarea fundamental para asegurar el correcto desarrollo del negocio, trasladando confianza a los stakeholders”, según ha apuntado Carlos Villarroya, responsable de Desarrollo de Negocio de AENOR en Cataluña durante la entrega en la oficina de Barcelona de Grant Thornton.