La Ley 11/2018 impulsa la importancia de la justicia social y la protección medioambiental como prioridades en la empresa

La presentación de los EINF implicará la medición de los puntos a mejorar en los negocios de cara a la Agenda 2030

Evaluar la sostenibilidad e informar de forma precisa y veraz sobre ella, es una tarea compleja para la mayoría de las organizaciones. Especialmente para las pequeñas y medianas empresas. Por ello, ECOMUNDIS, consultora en asesoramiento y comunicación sobre RSC, ha organizado una jornada centrada en la acción sostenible en la empresa, en la que ha participado nuestro Socio de Auditoría Sergi Puig-Serra, con el objetivo de abordar los factores clave de la estandarización de la sostenibilidad. Además, se han analizado los requisitos, buenas prácticas y herramientas para el reporting de la información no financiera a los que hacen referencia la Ley 11/2018 y la Agenda 2030.

Según ha apuntado Sergi Puig-Serra para iniciar su intervención, las empresas deben dejar de ver la presentación de la información no financiera “como un concepto de obligación para verlo como una oportunidad".  La ley 11/2018 es una transposición de una directiva europea que transmite la importancia de una economía sostenible que apuesta por la justicia social y la protección medioambiental en la empresa y “debemos ver los beneficios que ello supone”, ha señalado.

En la jornada se ha incidido en la entrada en vigor de la nueva normativa, su alcance y sus exenciones, las obligaciones para la entidad, el contenido de los Estados de Información No Financiera, su afectación al informar de la auditoría de las cuentas anuales, la verificación del EINF (obligación que marca la ley) y la experiencia de la entrada en vigor de la normativa hasta el momento. En este sentido, Puig-Serra ha remarcado que “la no presentación del EINF podría suponer que el Registro Mercantil no aceptara las cuentas anuales, lo que podría provocar, además, importantes multas monetarias que pueden llegar hasta los 300.000€ en el peor de los casos”.

Para asegurar que se realiza correctamente el análisis exhaustivo de la empresa, Sergi Puig-Serra ha destacado durante su intervención la importancia de la descripción del entorno empresarial, su organización, estructura, mercados, objetivos y estrategias, y los principales factores y tendencias que pueden afectar a su futura evolución, de manera que se pueda realizar una revisión de 360 grados. Asimismo, ha explicado los cinco bloques establecidos para los EINF: cuestiones ambientales, cuestiones sociales y relativas al personal, información sobre el respeto a los derechos humanos, información relativa a la lucha contra la corrupción y el soborno y, por último, información sobre la sociedad. 

Por último, por su experiencia como auditor en EINF ha remarcado que la información presentada debe ser precisa, comparable y verificable y debe incluir todos aquellos aspectos que reflejen los impactos económicos, ambientales, sociales de la organización o que influyan en la evaluación y las decisiones de los grupos de interés.

Para terminar su intervención nuestro socio de Auditoría ha recomendado a todas las empresas que se ven obligadas a partir de 2021 a preparar sus EINF a anticiparse al máximo. “Se trata de información muy dispersa que afecta a muchos departamentos y que requiere de un trabajo importante de recopilación y homogeneización”, ha señalado. Además, ha remarcado, de nuevo, que “hoy en día ser una empresa sostenible es básico para la reputación de la empresa, pero también debemos verlo como una oportunidad para hacer una radiografía del negocio y como instrumento para medir dónde debemos mejorar”.

 

La acción sostenible en la empresa, al detalle

La jornada también ha contado con una intervención inicial a cargo de Ángel Alloza, CEO y Secretario General de Corporate Excellence, fundación especializada en estudios sociales sobre reputación y liderazgo, quien ha reflexionado sobre los indicadores de reputación corporativa. En este sentido, ha apuntado que actualmente tenemos “la oportunidad de movernos desde la visión en la que la empresa estaba destinada a crear valor únicamente para los accionistas y clientes a entender el valor en los intangibles para convertirnos en una empresa que avanza hacia los stakeholders”.

Posteriormente a la intervención de nuestro socio de Auditoría, ha sido el turno de Juan Andrés Salido, proveniente del organismo certificador DNV GL y auditores en RSC y memorias de sostenibilidad. En su caso ha profundizado sobre la certificación de los informes de sostenibilidad y ha explicado que “no debemos tomarnos la presentación de los EINF como un reporte de información sin más, sino que debemos verlo como una herramienta de gestión y ser un poco críticos para ver qué podemos mejorar en el futuro”.

A continuación, Pablo Chamorro, director de la consultora Ecomundis ha profundizado sobre los esquemas y herramientas de reporting quien ha constatado que "hoy ya no podemos medir nuestro comportamiento en materia de sostenibilidad sin tener en cuenta la cadena de valor y de suministro y una sistemática para la recopilación de la información de todos los proveedores".

También, Salvador Sedó, director de desarrollo sostenible de la patronal Foment del Treball ha intervenido en la jornada para explicar el reto de la agenda 2030 en la empresa que, bajo su punto de vista, se basa en un gran cambio de paradigma, de ser un compromiso meramente institucional a un objetivo social. “El principal reto es aceptar la Agenda 2030 como parte del propósito empresarial, a partir de ahí nos encontraremos con un camino lleno de retos que tenemos que transformar en oportunidades, ya que la sostenibilidad se tiene que convertir en un vector principal de la actividad empresarial”, ha apuntado.

Por su parte, Joan Barfull, secretario técnico de la comisión de sostenibilidad de la patronal Pimec ha incidido en el papel de las pymes y la sostenibilidad, remarcando que “el objetivo no es realizar una actividad cumpliendo solamente con la legislación, sino aplicando la sostenibilidad como valor añadido de competitividad e integración en el modelo de negocio y comunicación de la empresa".

Para concluir el seminario, Fernando Carrión, Office Service Marketing Lead de Ricoh, ha explicado la experiencia de su empresa en la agenda 2030 y el ejemplo de digitalización aplicado en Ricoh. “Nuestro objetivo es crecer, pero de una manera sostenible como empresa y con un impacto positivo dentro de la sociedad, es lo que define nuestro ADN y los ODS que hemos seleccionado para trabajar en todas las actividades que desarrollamos”.