Alcance global

ES EN
IBR SEGUNDO TRIMESTRE 2018

Las empresas españolas invertirán más en tecnología para impulsar su productividad

El 70% de los empresarios considera que la mejora de la productividad es su prioridad para impulsar el crecimiento.

Las inversiones en tecnología, I+D y maquinaria serán la apuesta principal a corto y medio plazo.

La preocupación por la escasez de personas altamente cualificadas aumenta 14 puntos y se sitúa en niveles máximos.

Los empresarios españoles son los más preocupados por los niveles de productividad de sus negocios y el 70% considera su mejora su principal prioridad para los próximos 12 meses. Se trata del mayor porcentaje entre los 36 países analizados por el International Business Report de Grant Thornton, que recaba de forma regular las percepciones y expectativas de más de 10.000 empresarios en todo el mundo.

Esta apuesta por la productividad explica los incrementos recogidos en el informe de Grant Thornton en relación con las expectativas de inversión de las empresas de tamaño medio-grande (de 100 a 500 empleados) en maquinaria, tecnología e I+D, a corto y medio plazo.

Las previsiones de inversión en tecnología se disparan 35 puntos en el segundo trimestre del año, hasta el 60%, superando ampliamente la media de la Unión Europea (46%). Solo los empresarios irlandeses (74%) manifiestan una mayor intención de inversión tecnológica. Lo mismo ocurre en el caso de la inversión en I+D, donde crece hasta el 29% el número de empresarios neto que cree que incrementará los recursos destinados a investigación.

La apuesta por la tecnología se produce en un contexto de optimismo general entre los empresarios españoles en relación con el futuro a medio plazo de la economía, tal y como recoge el barómetro de Grant Thornton. En el primer semestre del año la confianza empresarial en España creció 26 puntos, siendo los directivos españoles unos de los más optimistas de la Unión Europea.

Como resultado, aumenta también de manera significativa las previsiones de inversión en nuevas instalaciones y maquinaria. En este caso, el índice de Grant Thornton se dispara 16 puntos y alcanza el 58% neto, el nivel más alto en Europa y solo por detrás de Nigeria y Filipinas en el conjunto del total de países analizados.

Inversiones para impulsar el crecimiento estructural

“La inversión en tecnología y en I+D es clave para impulsar un modelo de crecimiento sostenido a largo plazo. Los empresarios hacen bien en considerar un aumento en sus niveles de inversión en este ámbito para mejorar su productividad y su capacidad de generar un crecimiento estructural de su negocio, menos ligado a cambios de ciclo. La inversión en tecnología, innovación y talento es la más conveniente en estos momentos en los que la situación general sigue siendo buena, pero en la que nos acercamos a un probable cambio de ciclo o desaceleración que economistas e indicadores macroeconómicos ya empiezan a anticipar” afirma Álvaro Sanmartín, Economista Jefe de Grant Thornton.

El mensaje para las empresas es claro: es recomendable identificar oportunidades de inversión estructurales en este momento para impulsar la capacidad de su personal, de sus infraestructuras y sistemas. Esto permitirá mejorar la agilidad y la flexibilidad con la que enfrentarse y reaccionar ante los cambios políticos y económicos que se atisban en el horizonte.

Preocupación por la falta de talento cualificado

Ante la perspectiva de una mayor y decidida apuesta por la tecnología, los empresarios y directivos españoles consultados por Grant Thornton se muestran más preocupados que hace seis meses por la escasez de trabajadores cualificados y el impacto que puede tener sobre su negocio en el futuro próximo. Un 31% neto considera esta falta de personal cualificados un factor que puede frenar el desarrollo de su actividad, 14 puntos más que hace tres meses y el máximo nivel alcanzado en la serie histórica.

Estos niveles de preocupación se acercan a los de la media global, donde el 40% de las empresas consideran que la escasez de talento y mano de obra cualificada es el principal obstáculo para su crecimiento futuro. La inquietud por la falta de perfiles profesionales técnicos es común en la mayoría de los países encuestados y se ha ido acrecentando de forma sostenida en las principales economías del mundo, desde el 25% neto recogido por la encuesta del Grant Thornton en el segundo semestre de 2016 al 40% neto que recoge la última oleada de 2018.

Descargar PDF [ 301 kb ]