IBR de Grant Thornton

Los empresarios españoles recuperan su optimismo frente a la situación económica

El optimismo empresarial creció 17 puntos en el primer trimestre de 2018 y alcanzó el 60%.

Mejoran también con fuerza las perspectivas de los empresarios españoles en facturación, beneficios y exportaciones.

Globalmente, el informe de Grant Thornton revela niveles de optimismo en records históricos.

El optimismo de los directivos españoles se recupera y vuelve a los niveles más altos de los últimos años, en línea con la confianza mostrada por sus homólogos europeos sobre la evolución de los negocios. Así se desprende de los resultados del último International Business Report de Grant Thornton que analiza las tendencias, percepciones y expectativas de las empresas de cara al corto y medio plazo.

Tras dos trimestres consecutivos en los que el optimismo se desplomó desde los máximos alcanzados en el segundo trimestre de 2017, la confianza de los empresarios españoles en la economía parece iniciar una senda de recuperación y se dispara hasta un neto del 60%, 17 puntos más que el trimestre anterior. A escala mundial, el nivel de optimismo en los negocios se dispara también y alcanza el 61%, el punto más alto registrado en los últimos 15 años del barómetro de confianza que elabora Grant Thornton trimestralmente.

España marca precisamente la media de la confianza empresarial para el conjunto de la Unión Europea (60%), con un nivel de optimismo que supera con mucho al de los países del sur como Grecia e Italia, pero que sigue estando lejos de la gran confianza que demuestran los empresarios alemanes, holandeses, franceses o finlandeses, entre otros.

Buenas perspectivas de facturación y beneficios

La confianza en las perspectivas de negocio va acompañada, en el caso de los empresarios españoles, de unas mejores perspectivas de facturación en los próximos doce meses, volviendo a niveles de 2017 y alcanzando los 70 puntos (record de la serie histórica), con un alto porcentaje que sigue confiando en la fortaleza de las exportaciones; solo los holandeses muestran más confianza en este sentido.

En la misma línea mejoran las previsiones de beneficios empresariales, volviendo a máximos con un 61% neto, 17 puntos más que el trimestre anterior, muy por encima de la media europea (40%), donde solo los empresarios irlandeses esperan generar más beneficios (62%), y de la global (44%). En cuanto a las expectativas de contratación, estas se mantienen estables habiendo recuperado 8 puntos con respecto al último trimestre de 2017 y volviendo a niveles de los últimos tres años.

Optimismo extendido a escala global

La corriente optimista que recorre las empresas españolas se aprecia también a escala global. La mayoría de las economías recogidas en el informe de Grant Thornton experimentan incrementos en los niveles de confianza de sus empresas y empresarios. En conjunto el índice neto de optimismo crece 3 puntos y se establece en el 61%, la mayor cifra en los últimos quince años del informe que elabora la firma de servicios profesionales.

“Las empresas continúan reportando unos buenos niveles de optimismo, lo que confirma que la recuperación económica ha quedado definitivamente atrás. Hacía mucho tiempo que no se veían niveles tanto altos de confianza y de forma tan extendida en las diferentes zonas económicas. Las razones probablemente estén en la fortaleza de los fundamentos económicos. El PIB está creciendo en la mayoría de las regiones y estamos asistiendo a un crecimiento de la economía en todos los mercados y sectores” señala, Alejandro Martínez Borrell, presidente de Grant Thornton.

La recuperación de la confianza ser produce en todas las regiones analizadas. La Unión Europea crece 12 puntos, mientras que Estados Unidos añade 7 y alcanza máximos históricos (89%); el sudeste asiático alcanza el 61%, lo que es la mayor cifra en siete años; y solo Latinoamérica parece caer en un estado más pesimista de sus empresarios, al caer 10 puntos en un trimestre y quedarse en el 25% neto.

Por países, destacan  Nigeria, Francia, Holanda o Australia que marcan también records, o las espectaculares recuperaciones experimentadas en Sudáfrica y Turquía (que recuperan 96 y 30 puntos respectivamente), además de la mencionada Grecia. La nota discordante la pone Japón, país que muestra valores netos negativos (-8%) aunque claramente mucho mejores que los de un año antes (-51%). También China registra un descenso de sus niveles de optimismo con una caída de 13 puntos, aunque se encuentra aún en niveles muy altos, a la espera de conocer los efectos de la guerra arancelaria con Estados Unidos.

Descargar PDF [ 208 kb ]