Nota de Prensa

Los empresarios españoles son los más pesimistas del mundo sobre la evolución de la econ.....

Ni los griegos con su desesperada situación económica, ni los japoneses que aún se recuperan de las catástrofes del tsunami y Fukushima; los empresarios más pesimistas del mundo son los españoles. Según la ultima oleada del estudio International Business Report realizado por Grant Thornton, sólo un 8% de nuestras empresas se muestra optimista sobre la evolución de la economía española en los próximos 12 meses, frente a un 79% que se define como pesimista. De este, un 34% se declara muy pesimista. El resto, un 13%, se sitúa en el terreno de la incertidumbre.

Estos resultados sitúan a España con un balance de confianza (optimistas menos pesimistas) de -71 puntos, lo que supone una caída de 9 puntos respecto al trimestre anterior y una variación interanual de -19 puntos. Se trata del valor más bajo alcanzado por nuestro país desde que en 1992 se iniciara este estudio realizado entre más de 12.000 empresas de tamaño medio y grande en 40 de las mayores economías del mundo.

“Es evidente que la realidad que viven los empresarios y las noticias que reciben no les permiten albergar esperanzas de mejora al menos en los próximos 12 meses. Aun así, en la última posición de España influye también la mejora de 18 puntos que ha experimentado Japón, que durante los últimos años venía siendo el farolillo rojo”, comenta José María Fernández, director general de Grant Thornton en España.

Las dificultades a las que se enfrentan nuestras empresas explican en gran parte el pesimismo de sus directivos. La bajada de las ventas derivada de la reducción de la demanda continúa a la cabeza de las dificultades que tienen que afrontar las empresas, citada por un 56%. Le siguen en importancia el acceso a la financiación, señalada por el 46% de los encuestados, y la escasez de circulante que supone un importante problema para el 45% de las empresas.

Con estas perspectivas, el 26% de los empresarios cree que tendrá que reducir sus plantillas durante este año (frente a un 16% de media en la Eurozona), mientras que sólo un 9% (21% en la Eurozona) se plantea nuevas contrataciones. En este sentido un 42% de las empresas españolas señala que su plantilla se redujo durante el último año. Por el contrario en el conjunto de la zona euro una media del 39% de las empresas declara que su plantilla aumentó durante 2011.

Valoración de las medidas del Gobierno

Pese a todo, los empresarios han acogido favorablemente gran parte de las medidas económicas aprobadas o planteadas por el Gobierno. Los principales puntos de la reforma laboral son los mejor valorados, con una mayoría que considera que la reforma será positiva para su negocio.

Las medidas para luchar contra el absentismo laboral son las que suscitan una mayor unanimidad con un 92% de los encuestados que cree que tendrá un efecto positivo en sus empresas. Las bonificaciones por contratación de jóvenes menores de 30 años o la reducción de las indemnizaciones por despido en contratos indefinidos cuentan también con una aprobación mayoritaria del 82% y el 79% respectivamente.

Las medidas destinadas a abrir el grifo del crédito a negocios y familias y aumentar la demanda están también entre las mejor valoradas por las empresas con un 85% que las considerarían positivas.

“Aunque los empresarios acogen positivamente la reforma laboral, sus previsiones sobre contratación demuestran que no esperan efectos positivos sobre el desempleo a corto plazo mientras no se produzca una recuperación de la demanda y del crédito. Sólo de esta manera las empresas podrán, y necesitarán, volver a ampliar sus plantillas”, opina José María Fernández.

Por el contrario, la subida del IVA planteada recientemente por el Gobierno cuenta con el rechazo de plano de un 77% de los empresarios que consideran que será negativa para sus negocios.

Por su parte el incremento de las deducciones de impuestos sobre los beneficios reinvertidos, que finalmente se ha traducido en los Presupuestos Generales del Estado en la limitación y el aplazamiento de dichas deducciones, era la medida mejor valorada por los empresarios. El 93% pensaba que hubiera tenido un efecto positivo para su negocio.

Perspectiva internacional

En claro contraste con la situación española, el optimismo parece volver a la economía internacional. Aunque las primeras posiciones del ranking de optimismo empresarial de Grant Thornton siguen copadas, como ha venido siendo habitual desde el comienzo de la crisis, por las economías emergentes con Perú a la cabeza, las economías maduras comienzan a despertar. Las que componen el G7 han mejorado 28 puntos respecto al balance de optimismo del trimestre anterior, lideradas por Estados Unidos que ha subido 45 puntos.

Los datos de la UE muestran claramente una Europa de varias velocidades en la salida de la crisis. Mientras en Alemania reina el optimismo con un balance de confianza empresarial de 64 puntos, el pesimismo se impone en ocho de los países miembros incluidos en el estudio (Italia, Irlanda, Reino Unido, Holanda, Bélgica, Francia, Grecia y España). Sin embargo, solamente Grecia, España y, en menor medida, Irlanda han profundizado en su pesimismo respecto al último trimestre de 2011.