Así se obtiene el Pulso en España: una media entre Perspectivas y Barreras

En Grant Thornton llevamos más de diez años preguntando a empresas medianas de entre 50 y 500 empleados qué factores impulsarán sus compañías (Perspectivas de Negocio) y cuáles limitarán su crecimiento (Barreras) en los próximos 12 meses. Con esta información, los analistas de Oxford Economics han creado un índice que mide la salud de la mediana empresa española semestre a semestre, en una escala de +50 (escenario perfecto) a -50 (escenario grave).

El Pulso de Grant Thornton ofrece una información enormemente valiosa sobre la coyuntura de la mediana empresa. Presenta una fuerte correlación con el crecimiento del PIB real en todo el mundo y con el Global Composite PMI Index de JP Morgan, lo que pone en valor la contribución del mid-market español al crecimiento económico real. Puedes acceder a la metodología pinchando aquí.

A continuación puedes consultar los datos del primer Pulso de 2022, los principales cambios y la contextualización. ¿Cómo afecta todo esto a tu empresa?

pulso-mediana-empresa---3.gif

La mediana empresa española prevé un escenario de preocupación y aumento de las barreras para sus negocios

Las expectativas de crecimiento de negocio aumentan tímidamente por la mejora de la previsión de la coyuntura y por el aumento de las inversiones previstas para los próximos 12 meses. Al mismo tiempo, las barreras para hacer negocios también crecen, materializadas en la preocupación que los directivos consultados por Grant Thornton otorgan a las limitaciones de demanda, de oferta y a la incertidumbre económica acentuada por la guerra de Ucrania, unos altos niveles de inflación, un precio descontrolado de la energía y la extensión de un escenario pandémico.

Si en el primer semestre de 2021, la extraordinaria salud del mid-market en España estaba marcada por una firme confianza en la recuperación tras el impacto económico del COVID-19, en esta oleada este índice se ve especialmente afectado por factores como la invasión de Ucrania por parte de Rusia, la mayor ola inflacionista en 30 años, provocada por una subida generalizada de costes, especialmente los precios energéticos, y la inesperada prolongación de la pandemia por COVID-19, con la irrupción de la variante ómicron.

Estos factores han provocado que los directivos consultados por Grant Thornton contengan sus perspectivas de recuperación a un nivel más moderado que en el pasado semestre, cuando la salida de la crisis parecía mucho más clara. La sensación de buena marcha de los negocios sigue presente, aunque ha descendido el entusiasmo por la rapidez de la salida de la crisis. Los empresarios del middle-market se alinean, en este sentido, con la mayor parte de previsiones económicas de los organismos internacionales y nacionales, que expresan una rebaja en el crecimiento del PIB en nuestro país y trasladan la recuperación a niveles prepandemia a finales del año 2022 o incluso inicios de 2023.

Nuestro Pulso de la Mediana Empresa Española, que calcula la salud de las empresas medianas a partir de la media entre las perspectivas y barreras para el crecimiento percibidas por 10.000 ejecutivos de 29 países, 400 de ellos en España, está marcada por un ambiente de cautela de los directivos en torno a la recuperación económica. El índice en España se sitúa en el segundo semestre de 2021 en 0,3 puntos (1 punto menos que en el primer semestre de 2021). Un nivel que mejora la posición que el índice tenía antes del inicio de la pandemia y registra, además, un mayor equilibrio entre perspectivas (49,8 puntos) y barreras (49,2 puntos).

Los factores descritos provocan que la posición del índice en España, aunque positiva, quede en peor lugar con respecto a las principales zonas geográficas de comparación, ubicándose por debajo de Europa (2,3 puntos), del cómputo global (1,2 puntos), de Latinoamérica (6,6 puntos), aunque nuestro país presenta mejores datos que la zona de Asia Pacífico (-1,6 puntos).

circulo-ramon-galceran.pngPara Ramón Galcerán, presidente de Grant Thornton en España, “el tejido empresarial español está asistiendo a un nuevo escenario económico y político. No hace mucho, los directivos de la mediana empresa reconocían sentirse en un estado de euforia, en lo que parecía el final definitivo de la pandemia. Sin embargo, en nuestra última oleada, las expectativas de la mediana empresa en torno al ritmo de la recuperación se ralentiza consecuencia principalmente de los vaivenes en el tablero internacional y las tensiones que la guerra de Ucrania está provocando en los mercados”.

Luces y sombras en la senda de la recuperación en España

El exitoso avance de la vacunación, la reducción de contagios por COVID-19 y la aprobación de los fondos Next Generation fueron factores que estimularon significativamente la salud de la mediana empresa española a principios de 2021, logrando esbozar un escenario de recuperación en los directivos españoles. Aunque ese marco empresarial se mantiene en las perspectivas a finales de ese año, la actual guerra en Ucrania, los elevados niveles de inflación y el gran aumento de los precios de la energía hacen que los ejecutivos perciban que la economía sí avanzará, aunque más lento de lo esperado, en sintonía con las previsiones de los principales organismos internacionales, que ya han rebajado todos sus previsiones a la baja.

La variable de Perspectivas de negocio que más ha crecido en España respecto a la oleada anterior es la previsión de mejora de la coyuntura, que mejora 4,9 puntos hasta alcanzar el 51,9, seguido de la de las inversiones, que sube 3 puntos hasta alcanzar los 40,0. La percepción de la coyuntura es también la dimensión que más aumenta a nivel europeo (5,3 hasta el 48,4) y a nivel global (1,9 hasta el 55,4). Las expectativas en torno a esta variable residen, según los expertos, en la convicción de que el panorama empresarial, en mayor o menor medida, es probable que mejore progresivamente desde el inicio de la pandemia. Pese a los vaivenes, los empresarios sí detectan razones, como la intensa apuesta por las exportaciones, que originan estas crecientes expectativas.

Unos datos que tienen su explicación en la consolidación de la ola inflacionista, el encarecimiento de los costes de la energía, la crisis de los suministros que provoca dificultades para la oferta y la demanda, la subida del precio del transporte o la guerra por la atracción del talento, entre otros. Factores insólitos que se han agravado a mediados de 2021 y que han supuesto frenos para las holgadas expectativas de crecimiento que se preveían los meses anteriores.

En el Pulso de la Mediana Empresa se comprueba que en comparación a finales de 2020, año del origen de la pandemia, las principales variables de Perspectivas de negocio -expectativas en torno a la coyuntura, inversiones y optimismo- han crecido significativamente, llegado incluso casi a duplicarse (pasando de 29,0 a 49,8); y en las barreras, aunque de manera más comedida, también han mejorado las expectativas (pasando de -52,7 a -49,2).

Por el contrario, la barrera que más se agrava en el segundo semestre de 2021 tiene que ver con la oferta. Las limitaciones para que las empresas pongan sus productos y servicios a disposición del mercado aumentan 6,3 puntos hasta alcanzar el -45,4. A nivel europeo y global, también es el parámetro que más perjudicado se ve en comparación al anterior semestre, con un descenso de 1,5 y 0,1, respectivamente. Un factor que se identifica como un obstáculo de negocio que se agrava, al igual que lo hace la crisis de suministros o el encarecimiento de los costes.

Despliegue los titulares a continuación para obtener más información

La preocupación por el aumento de costes se dispara y los directivos prevén responder con una subida de precios

La preocupación por el transporte y la logística es la que más crece en España en el segundo semestre, motivada por el encarecimiento de los combustibles y la crisis de la cadena de suministros. 4 de cada 10 (el 43%) directivos lo consideran un freno de negocio, que aumenta 18 puntos respecto a principios de 2021. Un nivel similar al que se obtiene a nivel europeo (41%), aunque inferior al que se registra a nivel mundial (50%).

La ola inflacionista ha impactado directamente sobre la salud de la mediana empresa española. El fuerte encarecimiento de la energía, las materias primas y las previsiones de organismos e instituciones sobre la evolución del IPC, situado actualmente en el 9,8% interanual, ha provocado importantes dudas en el tejido empresarial español.

Por otro lado, los costes energéticos son los que más preocupan y obtienen la cifra más elevada de la última década. Un 62% lo identifica como una barrera de negocio y 13 puntos más que en la anterior oleada en un escenario, de importantes repuntes, por ejemplo, en los precios de la electricidad y el gas. En Europa y a nivel global también se agrava la preocupación por esta cuestión, aunque en menor medida (50% y -56%, respectivamente).

La mitad de los directivos mid-market consultados (el 45%) identifican hoy los costes laborales como una limitación de negocio en un contexto de debate en torno a la reforma laboral, aprobada a finales del año pasado, en el que empresarios mostraron preocupación por el aumento de costes contemplados en la Ley, en forma de subidas del salario mínimo, cotizaciones o impuestos. En mayor medida, esta barrera también se acentúa en Europa, que registra un 49% y a nivel global, que obtiene un 59%.

circulo-daniel-fernandez.pngDaniel Fernández, Socio de Consultoría de Riesgos de Grant Thornton señala que “en este inusual contexto de encarecimiento de los costes de la energía, de transportes y laborales es importante que las empresas estén bien informadas de la verdadera magnitud de estos factores y de las soluciones que pueden hallar en este proceso para combatirlos, orientadas a la optimización y reducción de costes. La subida de los precios es, sin duda, uno de los efectos más evidentes pero es importarte calibrar bien esta medida, ya que es un valor muy importante para el cliente”.

La falta de personal cualificado, un nuevo reto empresarial

La escasez de perfiles profesionales específicos que buscan las empresas, se consolida como uno de los principales retos globales para el crecimiento. Compañías de diversos sectores reconocen tener dificultades para encontrar nuevos talentos. Un 44% del mid-market español lo identifica como una barrera (+2). La preocupación es todavía superior a nivel europeo (-50%) y global (-57%), aunque en ninguna de estas, al contrario que en España, se agrava esta cuestión.

circulo-alvaro-fernandez.pngPara Álvaro Fernández, Socio de Auditoría de Grant Thornton “la falta de personal cualificado es uno de los principales retos que más inquietan al mid-market en España y a nivel global. No es un problema simplemente de los departamentos de Recursos Humanos sino también de los equipos directivos que, con escasez de talento, no pueden garantizar el cumplimiento de ambiciosos objetivos de crecimiento”.

Los expertos de Grant Thornton coinciden en que una de las claves para remediarlo está en la diferenciación y por ello recomiendan a las empresas proponer a los empleados acciones que aporten un valor que no tienen sus competidores. Una iniciativa efectiva podría ser, en opinión de éstos, que los empleados tengan una remuneración en forma de acciones para fidelizarles.

Las expectativas de salarios y empleo crecen de forma significativa

El tipo de inversión que más aumenta en el tejido empresarial español es el de personal. Los empresarios tienen mayores expectativas en que crezca el empleo y los salarios, dos de los más importantes indicadores económicos. Casi la mitad de los directivos españoles (el 47%) prevé un aumento del empleo, tras un crecimiento de 7 puntos, y 1 de cada 4 (el 26%) de los sueldos.

circulo-daniel-fernandez.pngPara Daniel Fernández, Socio de Consultoría de Riesgos de Grant Thornton, “las expectativas de mejora del empleo y salarios en España, tienen que ver con la confluencia de tres factores. El primero, la consolidación del clima de recuperación que iniciamos a principios de 2021 a nivel general y en empleo, donde las previsiones de las principales organizaciones son positivas. Por otro lado, la aprobación en diciembre de la reforma laboral orientada a fomentar la empleabilidad y, por último, la aprobación en septiembre de la subida del Salario Mínimo Interprofesional. Tres significativos factores que los directivos están llamados a analizar con especial detenimiento”.

Estas variables también mejoran en Europa y a nivel global, aunque en menor medida que en España. La percepción sobre el empleo mejora 3 puntos en Europa hasta el 40% y 4 puntos a nivel global hasta el 52% y las expectativas sobre los salarios, 1 puntos en Europa hasta el 25% y 2 puntos a nivel global hasta el 28%.

Los empresarios siguen apostando por las exportaciones como palanca de recuperación

Uno de los síntomas más claros de la recuperación en el tejido empresarial español tras el COVID-19 fue el apetito exportador. Una apuesta que se mantiene firme y estable en 2021. El 44% de los empresarios españoles tiene previsto exportar en los próximos 12 meses (1 punto menos que en el semestre anterior). Un nivel similar al que se registra a nivel mundial (45%) y superior al europeo (38%).

circulo-ramon-galceran.pngRamón Galcerán, presidente de Grant Thornton señala que “el mid-market español ha mantenido intacto su apetito exportador en 2021. Un dato relevante que pone de manifiesto que la fuerte apuesta por los mercados internacionales que detectamos durante la desescalada, no era temporal. Se está afianzando la idea de que las empresas tienen tremendas oportunidades de negocio, pero que han de saber detectar y afrontar con la misma velocidad con la que está avanzando este agitado entorno comercial”.

La crisis de suministros provoca un repunte exponencial de las limitaciones de la oferta

El Banco de España estima que esta crisis puede llegar a reducir hasta nueve décimas del PIB en 2022, alrededor de 11.000 millones de euros. Este punto negativo para la industria provoca una mayor preocupación de los empresarios españoles para demandar productos y servicios. Esta variable se agrava 3,3 puntos respecto al semestre anterior hasta posicionarse en -45,5.

circulo-daniel-fernandez.pngPara aquellas empresas que presentan limitaciones de suministro, Daniel Fernández, Socio de Consultoría de Riesgos de Grant Thornton, recomienda que “analicen detenidamente la rentabilidad de sus productos y clientes y reorienten su estrategia. Lógicamente, ninguna empresa quiere deshacerse de sus clientes, pero cuando presentan limitaciones tan profundas deben tomar decisiones difíciles. Ahora es un momento oportuno para hacer esta importante reflexión”.

circulo-alvaro-fernandez.pngPara Álvaro Fernández, Socio de Auditoría de Grant Thornton, “el gran desafío para las empresas es ahora la inflación. Una amenaza que venía resonando en los últimos meses, y que hoy ya es una realidad que debemos saber combatir con análisis, prevención y asesoramiento. Este es un entorno insólito para la mayoría de empresarios, que no han vivido nunca este fenómeno. En la mayoría de las principales economías occidentales no ha habido un entorno inflacionario durante casi 50 años”.

Las variables de El Pulso de la Mediana Empresa Española más directamente relacionadas con la inflación han registrado notables subidas este semestre. La preocupación por el transporte y logística ha aumentado 18 puntos hasta el -43%, los costes energéticos, 13 puntos hasta el -45 o los costes laborales 1 punto hasta el -45%. Para hacer frente a ello, más de la mitad de las empresas medianas (51%) señala que prevé subir precios este año. Variable que ha aumentado 18 puntos respecto a principios de 2021.

Principales datos del Pulso

Descubre en menos de 2 minutos los principales
datos de esta oleada en el siguiente vídeo

grantthornton Spain

La Evolución de El Pulso

El índice de Grant Thornton revela que las empresas del mid-market se mantienen en el umbral positivo, aunque después del exponencial crecimiento de principios de 2021, ha descendido ligeramente.

Evolución de las perspectivas de negocio

Las Perspectivas de negocio aumentan gracias a la mejora de la coyuntura y al aumento de las inversiones, aunque desciende notablemente el optimismo.

Evolución de las barreras de negocio

Se agrava la preocupación de los directivos españoles en sus tres principales variables. La que más desciende es las limitaciones de la oferta y la que más preocupa la incertidumbre.

Perspectivas vs barreras

En esta oleada de El Pulso se intensifica la polarización entre Perspectivas y Barreras de negocio.

Explore los datos anteriores del Pulso y otras zonas geográficas del mundo

Pulso de la mediana empresa española

Estudio del primer semestre de 2021

Read more Pulso de la mediana empresa española

Pulso de la mediana empresa española

Estudio del segundo semestre de 2020

Read more Pulso de la mediana empresa española

Global

El middle-market mundial recupera la salud

Read more Global

Unión Europea

Las empresas europeas, optimistas ante el éxito de la vacunación

Unión Europea

América del norte

Las previsiones superan los máximos anteriores

América del norte

América del sur

La recuperación económica pierde ritmo

América del sur

Asia Pacífico

Coronavirus control keeps APAC mid-market on upward trajectory

Asia Pacífico

Asociación de Naciones del Sudeste Asiático

Las empresas se muestran optimistas, pero predomina la preocupación por la COVID-19

Asociación de Naciones del Sudeste Asiático