BLOG

Fuerzas de disrupción en servicios profesionales

Los principales factores que impulsan la transformación en las firmas de servicios profesionales.

La velocidad con la que la pandemia del COVID-19 ha desvirtuado las normas sociales y comerciales es aún desconcertante. La irrupción del virus ha hecho que la incertidumbre por parte de la sociedad y los negocios alcance niveles inimaginables hace tan solo unos pocos meses. Para las firmas de servicios profesionales, el COVID-19 ha llegado en un momento de plena transición.

Antes del estallido de la pandemia, en Grant Thornton estuvimos examinando las principales fuerzas que impulsan la reinvención en las firmas de servicios profesionales de todo el mundo. En este sentido, identificamos cinco palancas  disruptivas que obligan a las compañías a tener que transformar sus operaciones para tener éxito en el futuro. A continuación, repaso cada una de estas fuerzas transformadoras imprescindibles y analizo el impacto que el coronavirus puede tener en ellas.

En este artículo

 

  1. La guerra por el talento

Antes de la irrupción de la pandemia, las firmas de servicios profesionales se estaban enfrentando a una combinación de escasez global de habilidades, bajas tasas de desempleo en muchos mercados y nuevos competidores, como por ejemplo las firmas boutique o empresas tecnológicas. Todo esto no hace más que dificultar la captación de los mejores profesionales y la retención de talento.

Actualmente nos enfrentamos a una gran recesión mundial inevitable, por lo que es probable esperar una caída forzada de la demanda de profesionales por parte de firmas competidoras debido a la presente crisis sanitaria y económica. Sin embargo, la naturaleza de las recesiones obliga a que muchas empresas tengan que responder a estos y otros desafíos. Las firmas de servicios profesionales deberán reconsiderar sus propuestas de empleo en términos de paquetes salariales y oportunidades de desarrollo profesional, así como cómo definen y comunican sus objetivos de negocio. Además, deberán prestar más que nunca atención al bienestar y salud de sus empleados, y en particular a los problemas físicos y mentales asociados a la carga excesiva de horas y la conciliación entre vida personal y profesional.

He aquí una lección muy importante para todos los captadores de talento. La manera en la que apoyan a sus profesionales y stakeholders durante esta crisis podría tener un gran impacto y repercusiones en el largo plazo. Las firmas que sepan hacer una correcta gestión podrían reforzar sus habilidades de reclutamiento y retención de talento en el futuro. Eso sí, si se equivocan, podrían ir camino de una crisis reputacional. En definitiva, las firmas que estén centradas en proteger el bienestar de sus profesionales obtendrán mayores beneficios como empleadores.

Las firmas también pueden responder de manera más proactiva ante la escasez de talento recurriendo a una fuerza laboral más diversa. Según nuestro informe Women in Business 2020, algunas de las acciones clave que las empresas pueden llevar a cabo para atraer y retener el talento femenino es creando una cultura inclusiva que asegure el desarrollo profesional de la mujer dentro de la organización.

 Volver al menú >>

  1. La revolución tecnológica

La tecnología ha demostrado ser uno de los mejores aliados de las empresas frente a la pandemia. Herramientas digitales como los webinars, han ayudado a multitud de organizaciones a derrotar al distanciamiento social mediante reuniones virtuales. Las viejas creencias sobre el poder de las reuniones cara a cara pueden quizás parecer menos ciertas tras varios meses de trabajo virtual y con videollamadas.

Hoy en día, empresas de todos los sectores quieren destacar y ser conocidas por estar a la vanguardia en cuanto a tecnología e innovación. Las firmas de servicios profesionales no son una excepción. Por ello, las auditoras, que tienen acceso a ingentes cantidades de datos, necesitan explorar cómo explotar esta información, sin violar la confidencialidad del cliente, y administrarla de manera más digital y eficiente que nunca.

La innovación debe de seguir siendo el pilar fundamental de las firmas de servicios profesionales. Aunque llegue una más que probable recesión mundial, no debemos dejar de hacer esta inversión. En Grant Thornton estamos enfocados en ofrecer valor a corto, medio y largo plazo para los clientes encontrando soluciones creativas y disruptivas que se ajusten a sus necesidades. Por ello, la inversión en innovación no ha dejado de crecer en toda nuestra red global. Hemos conformado un Consejo de Innovación para supervisar proyectos pioneros y hemos creado una plataforma de intercambio de valor que tiene por objetivo aumentar la transparencia en torno a nuevas innovaciones y fomentar la colaboración entre las firmas miembro. Además, estamos mejorando constantemente en nuestros procesos internos para ser mejores compartiendo ideas.

 Volver al menú >>

 

  1. Globalización

La irrupción de una pandemia global como el coronavirus no hace más que revelar cómo se ha vuelto de conectada la economía global. No es de extrañar que actualmente sea casi un requisito indispensable para una firma de servicios profesionales tener una presencia global o, como mínimo, ser miembro de alguna clase de alianza global. Los clientes multinacionales esperar que sus asesores comprendan cada uno de los mercados de todo el mundo y dispongan de una eficiente cobertura internacional.

Una presencia global consolidada puede ser muy ventajosa para las firmas de servicios profesionales, ya que les permite obtener ingresos adicionales al servir a clientes internacionales, acceder a experiencia y talento de mercados extranjeros y, en general, aumentar su visibilidad. Sin embargo, también presenta algunos desafíos, como la exposición a nuevas regulaciones o riesgos geopolíticos. En este sentido, es esencial que las firmas de servicios profesionales tengan en cuenta cada una de las diferentes dificultades que presenta acceder a un nuevo mercado, particularmente ahora cuando las condiciones comerciales son volátiles.

 Volver al menú >>

 

  1. Nuevos modelos de negocio

Antes de la llegada de la crisis sanitaria y económica del COVID-19, los clientes continuaban expandiéndose a nuevos territorios, transformando su forma de hacer negocios y haciendo frente a la creciente regulación. Aunque es más que probable que esta pandemia sea seguida de una recesión, necesitamos continuar evolucionando y adaptándonos a nuestros clientes. Tal y como revela el último International Business Report (IBR) de Grant Thornton, cerca de una cuarta parte (24.5%) de las empresas encuestadas habían realizado fusiones y adquisiciones internacionales (M&A) en los últimos 12 meses, mientras que casi un tercio (32.7%) dio el salto al extranjero. Por otro lado, un 37,8% de los directivos encuestados consideraban la internacionalización como una vía de acceder a nuevas capacidades técnicas o tecnológicas. Además, casi un tercio (29,6%) tenía como objetivo diversificar en nuevos productos y servicios.

Cabe destacar que existe una creciente presión de los consumidores, inversores y reguladores para transformar los modelos de negocio y construir una economía global más sostenible. La tecnología puede permitir a las firmas de servicios profesionales pasar de modelos comerciales tradicionales a nuevos productos y servicios por suscripción que requieren una participación humana limitada. Es el caso del uso de la tecnología Blockchain para automatizar procesos fiscales o bots capaces de brindar asesoramiento a clientes.

A medida que crece la incertidumbre económica, contar con profesionales independientes presenta una nueva oportunidad para que las firmas de servicios profesionales reconsideren sus modelos de negocio. En este sentido, las firmas podrían operar con una fuerza laboral permanente más reducida  y contratar a expertos independientes para cubrir los diferentes picos de trabajo. Este cambio de modelo que depende de menos profesionales a tiempo completo y un banco de expertos independientes, podría ayudar a las firmas a enfrentar la guerra por el talento comentada anteriormente.

 Volver al menú >>

 

  1. Riesgos reputacionales

Los riesgos reputacionales, que se han intensificado especialmente durante la última década, siempre han supuesto un problema para las firmas de servicios profesionales. Las firmas están sujetas a un escrutinio público severo sobre los clientes con los que eligen trabajar, por lo que deben considerar cuidadosamente los riesgos asociados en la aceptación de un proyecto.

Como parte de sus estrategias para gestionar los riesgos de reputación, las firmas están revisando sus valores y cómo se alinean con las expectativas de la sociedad actual. Esto debe de ir de la mano con la mejora del gobierno corporativo. Al implementar mejores procesos y controles internos, las firmas de servicios profesionales pueden minimizar el riesgo de que cualquier acción tomada por un profesional termine afectando a toda la organización.

La irrupción del coronavirus y el posterior deterioro de la economía mundial, hacen de la situación actual un reto desafiante y una oportunidad para las firmas de servicios profesionales de todo el mundo. Es el momento perfecto para que las firmas modifiquen sus estrategias para hacer frente a esta crisis, lo que podría ser determinante su capacidad de prosperar en el largo plazo. Por ello, los líderes deben de plantearse la siguiente pregunta: ¿cómo puede mi firma reinventarse para que podamos ver las oportunidades en el mercado, obtener ventajas competitivas y enfrentar el futuro con confianza y determinación? En cualquier caso, aquellas firmas que no aprovechen estas cinco fuerzas disruptivas corren el riesgo de verse gravemente afectadas.

 Volver al menú >>