Tecnología y entorno digital

La tecnología puede ayudar a las empresas a mejorar su resiliencia

insight featured image
Durante el confinamiento, la tecnología ha pasado de ser una palanca de crecimiento a convertirse en un factor de continuidad del negocio. A medida que las empresas se ponen a punto para el futuro, es necesario que la tecnología consiga ambos objetivos.
En qué áreas actuar

La tecnología ha desempeñado un papel fundamental a la hora de mitigar el impacto del virus. Ya sea ayudando a los empleados a realizar su trabajo u ofreciendo una plataforma para suministrar productos y servicios, la tecnología ha hecho posible nuevas formas de hacer negocios. Sin embargo, de cara al futuro, el desarrollo de la resiliencia mediante la transformación digital implica equilibrar las necesidades a corto plazo con la materialización de oportunidades a largo plazo.

Pocas empresas pueden dudar de que la tecnología, la transformación digital y la innovación sean factores clave para desarrollar la resiliencia operativa de las empresas. Ahora es el momento de evaluar hasta dónde pueden llevarle sus programas tecnológicos actuales.

De hecho, según la última edición del informe IBR de Grant Thornton, el 45,6% de los encuestados a nivel mundial afirma que tendrán que hacer un mayor uso de la tecnología y la transformación digital tras la crisis del COVID. Al mismo tiempo, el 78% de las empresas tienen previsto mantener o aumentar sus niveles de inversión en tecnología en los próximos 12 meses.

Reevaluar los sistemas de TI en capacidad y seguridad

Tras la rápida adopción de la tecnología en las primeras fases de la crisis, conviene examinar ahora qué medidas y sistemas se han adoptado y evaluar si son sostenibles en una nueva escala y con nuevas formas de trabajo que permitan operaciones más seguras y eficientes.

Ian Pascoe.pngIan Pascoe, CEO y socio director de Grant Thornton en Tailandia, apunta que: "Muchas empresas han llegado a la conclusión de que disponen de las tecnologías inadecuadas. Por tanto, es vital revisar los fundamentos y la calidad de sus sistemas. Por ejemplo, las videollamadas son una herramienta estupenda, pero hay que asegurarse de que todo funcione y que el ancho de banda sea adecuado".

Considere la posibilidad de realizar una auditoría remota del hardware y software de su organización para asegurarse de que sus equipos de trabajo dispongan de las herramientas necesarias para desempeñar sus cometidos. También es vital mantenerse al tanto de la seguridad de las TI y evaluar de forma continua cualquier vulnerabilidad a la que la empresa pueda estar expuesta por las prácticas de teletrabajo adoptadas.

La automatización, clave para ejecutar tareas rutinarias

Un aspecto fundamental de la crisis es el grado de presión al que se han visto sometidos los empleados para cumplir determinados procesos rutinarios desde el hogar, al tiempo que lidiaban con otros compromisos familiares.

luis_pastor.jpgSin embargo, estas tareas esenciales tienen que realizarse y a menudo son urgentes. Luis Pastor, socio director de Consultoría de Negocio e Innovación de Grant Thornton en España afirma que: "Es aquí donde la automatización y la robótica le pueden ayudar. Construir automatizaciones en pocos días puede aportarle un verdadero valor y eliminar la presión a la que se ven sometidos sus empleados. Además, las soluciones RPA (automatización robótica de procesos) le puede aportan un servicio sin fisuras". Externalizar la implantación de estas soluciones RPA puede ayudarle a mejorar la productividad de forma rápida y asequible.

Inversiones adecuadas en tecnología

Antes del COVID-19, puede que fuera necesario convencer a algunas empresas de la necesidad de adoptar ciertas tecnologías y mejoras digitales, pero ahora la transformación digital ha pasado de ser una aspiración deseable a ser un elemento esencial en todos los ámbitos. Pero para llegar a esa conclusión, las empresas deben tomar decisiones de inversión más inteligentes.

Pallavi Bhakru.pngTal y como apunta Pallavi Bakhru, socia de auditoría en Grant Thornton India en Nueva Delhi: "Cuando se trata de una decisión de impacto a largo plazo, la gente quiere saber lo que se les viene encima. Si se adopta un sistema concreto, como pueda ser la digitalización del área de impuestos indirectos, ¿seguirá siendo útil este sistema dentro dos años? ¿Será compatible con la interfaz del Gobierno?"

"Las empresas deben analizar la situación desde todas las perspectivas, pero lo cierto es que hay una gran cantidad de recursos y de benchmarking disponibles para ayudarle a elegir la opción más adecuada, en vista del rango de precios que quiera adoptar. Es interesante que, si bien las empresas se toman su tiempo antes de decidir, los niveles de inversión están aumentando. No se trata de adoptar las tecnologías porque sí; hay muchas preguntas que responder y existe un claro deseo de saber y entender estas tecnologías. Pero las dudas que había han desaparecido; la necesidad de utilizar la tecnología ya es una obviedad".

La tecnología aporta datos para la toma de decisiones

Una vez transformados en información utilizable, los datos constituyen un valioso activo sobre el que desarrollar la resiliencia y volver a poner a punto su negocio. Asegúrese de que cuenta con los análisis, cuadros de mando, informes y estructuras de datos adecuados para ayudarle en la toma de decisiones.

Tal y como apunta Pastor: "Los datos siempre han sido fundamentales para el éxito de los negocios y para mantenerse al día en un entorno tan cambiante como el actual. Con independencia del escenario al que se enfrente, obtener informes precisos de lo que está sucediendo en su negocio es clave y seguirá siéndolo cuando haya pasado la pandemia".

Los directivos necesitan acceder a una serie de indicadores externos a su negocio que les ayuden a encontrar y materializar nuevas oportunidades, como pueda ser un rival que esté atravesando dificultades económicas y que pueda estar dispuesto a vender la empresa. Utilice fuentes de información como los datos de clientes, las encuestas a empleados, la información de organismos comerciales o de analistas de mercado para ayudarle a mejorar su entendimiento.

Manténgase alerta ante los riesgos de ciberseguridad

El gran número de empleados que probablemente trabajen a distancia en el futuro aumentará la "superficie de ataque" de los ciberdelincuentes – incrementándose las oportunidades de hackear los sistemas informáticos de las empresas y poner en jaque a empleados específicos. Los ciberriesgos evolucionan continuamente, y las empresas se enfrentan a un nivel de riesgos de seguridad y cumplimiento sin precedentes a través de fugas de datos como resultado del trabajo a distancia. Las empresas deben asegurarse de que sus sistemas cloud y sus infraestructuras sean seguros y de que haya claridad en cuanto a quién es responsable de protegerlos y supervisarlos.

Las empresas también deben adoptar políticas de privacidad por diseño y de segmentación de datos, de modo que tengan conocimientos y control sobre quién tiene acceso a los datos tanto en entornos propios como en entornos externos. También deben asegurarse de que los proveedores de servicios tecnológicos cumplan los estándares básicos de seguridad y comprendan los riesgos que existen en la cadena de suministro.

Impulsar el cambio tecnológico desde el consejo de administración

Las oportunidades futuras asociadas con la tecnología implican formación, mejora de habilidades y adquisición del talento adecuado, pero también conllevan un cierto nivel de comprensión y conocimiento a nivel del consejo.

Susie Crowder.pngTal y como afirma Susie Crowder, responsable de consultoría de capital humano de Grant Thornton en las Islas del Canal: "Creo que hay un déficit de competencias tecnológicas en los consejos de administración. Veamos el caso de la inteligencia artificial (IA); no es un fenómeno nuevo, pero cuando vemos por qué no ha sido adoptada o utilizada con todo su potencial, es porque ha habido una falta de comprensión entre las altas esferas sobre los potenciales beneficios de la IA.”

"Aquellas empresas que puedan adoptar la tecnología y explotarla, reforzarán su ventaja competitiva y volverán a incorporar la resiliencia en sus balances. Pero las organizaciones que se limitan a hacer un corta-pega de los años anteriores y dejan las TI para el equipo de TI, sin situarlas entre las prioridades del consejo, terminarán quedándose atrás".

Los ganadores emergentes serán las empresas que hayan adaptado su capacidad tecnológica y su visión más rápidamente durante este período. Aquellas entidades que tengan un claro entendimiento de las oportunidades futuras, así como de los riesgos que la tecnología puede mitigar, estarán bien posicionadas para operar y prosperar en el nuevo entorno operativo.

Póngase en contacto con su asesor de Grant Thornton más cercano y conozca de primera mano cómo implantar la tecnología digital para dotar sus operaciones de mayor resiliencia. Si lo desea, también puede registrarse a continuación y podrá recibir nuestros últimos análisis directamente en su correo.